Última hora

Última hora

Treinta años de un drama que azota sin piedad las costas españolas

Leyendo ahora:

Treinta años de un drama que azota sin piedad las costas españolas

Treinta años de un drama que azota sin piedad las costas españolas
Tamaño de texto Aa Aa

Hace exactamente 30 años una fotografía abrió los ojos a España sobre el drama de la inmigración clandestina. La tomó el periodista Ildefonso Sena en la playa de Los Lances para el Diario de Cádiz. Aquel 1 de noviembre de 1988 se documentó gráficamente por vez primera la muerte de un hombre engullido por el mar mientras se dirigía a las costas españolas a bordo de una patera. En los días siguientes aparecieron otros nueve cadáveres en las playas. Desde entonces, se estima que más de 6.700 personas han perdido la vida al naufragar la embarcación en la que intentaban llegar a la península ibérica.

El drama se extendió a prácticamente todos los países europeos de la ribera mediterránea y se agudizó tras la crisis de los refugiados de las guerras de Siria e Irak. Aunque los países del centro y norte de Europa eran el destino deseado por la mayoría, Italia y Grecia se convirtieron en los principales puntos de entrada para el millón de personas que llegó a Alemania en 2015.

Número de inmigrantes que han llegado a las costas europeas desde principios de año

El endurecimiento de la política migratoria en Italia tras la llegada de los populista al poder ha desviado buena parte del tráfico de inmigrantes. Desde principios de año, España ha tomado el relevo como principal punto de entrada: han llegado a sus costas unas 42.500 personas, prácticamente el doble que a Italia, que, sin embargo, sigue ostentando el récord en número de muertes.

Los acuerdos de la Unión Europea con Turquía redujeron el flujo de inmigrantes, pero no lo cortaron. Ahora Bruselas busca exportar aquel modelo, que persigue crear centros de acogida fuera del territorio comunitario, para frenar un drama que tuvo un principio, pero que no parece tener fin.