Última hora

Última hora

El pueblo iraní será el más perjudicado por las sanciones

Leyendo ahora:

El pueblo iraní será el más perjudicado por las sanciones

El pueblo iraní será el más perjudicado por las sanciones
Tamaño de texto Aa Aa

Ejercicios militares y un discurso contundente han sido la respuesta de Irán a las sanciones de EEUU. Una muestra de fuerza ante lo que el presidente Rouhani considera "una guerra económica".

Ejercicios de defensa aérea destinados a enviar un mensaje claro a la Casa Blanca: Sanciones o no, Irán sigue siendo una fuerza a tener en cuenta.Y junto a la respuesta militar, el desafío del presidente iraní, declarando que Teherán pasaría por alto las sanciones de Washington. "Estamos en una situación de guerra económica. Estamos enfrentando a un enemigo acosador. Ayer, Saddam estaba frente a nosotros, hoy Trump está frente a nosotros. No hay diferencia. Tenemos que resistir y ganar", ha dicho Hassan Rohani.

Pero, en última instancia, es el pueblo iraní el que sufrirá la mayor parte de las medidas punitivas reimpuestas, el daño colateral en un conflicto sobre el que no tienen ningún control.

"Podemos ver el efecto de las sanciones porque estamos en el bazar. Hoy había un hombre aquí que no tenía dinero para comprar loción para su bebé porque la situación económica está empeorando y la gente es muy pobre y en una situación muy mala", cuenta Mohsen, un trabajador del bazar.

Las empresas iraníes habían estado cosechando los beneficios de poner fin a las sanciones en virtud del acuerdo nuclear de 2015. Y ahora los empleadores se temen lo peor.

Sam Cordier, jefe de PGT adverstising, explica que hace un par de semanas han tenido que despedir a gente. "Es realmente desgarrador para las personas decirles: "mira, lo siento, no hay negocio, y si no hay negocio, no puedo darte un trabajo". Estos jóvenes, que han estudiado, tienen entre 25 y 35 años, están entusiasmados pero se les está quitando la esperanza".

La economía dependiente del petróleo de Irán ya está en graves problemas, la moneda nacional se ha desplomado. Que los líderes iraníes encuentren la manera de mantener el flujo de los ingresos del petróleo será esencial para evitar una gran crisis financiera.