Última hora

Última hora

Centenario de la I Guerra Mundial ¿Cómo explicar el horror a los niños?

Leyendo ahora:

Centenario de la I Guerra Mundial ¿Cómo explicar el horror a los niños?

Centenario de la I Guerra Mundial ¿Cómo explicar el horror a los niños?
Tamaño de texto Aa Aa

¿Papá, qué es eso del Armisticio? ¿Mamá, qué pasó en la Primera Guerra Mundial? Este domingo los ojos del mundo entero se tornaran hacia París, capital de las celebraciones del Centenario del Armisticio que puso fin a la Gran Guerra. Muchos niños preguntarán qué es todo ese lío de la Primera Guerra Mundial y el Armisticio ¿Cómo contar semejante horror a los niños?

El teatro Le Guignol de Lyon, que mantiene viva la tradición de la histórica marioneta, ha creado una obra titulada "El Armisticio según Guignol".

Sus autores reconocen que no fue fácil encontrar el tono, aunque finalmente optaron por hablar sin tapujos, y mostrando -con un buen despliegue de efectos especiales- las lluvias de obuses que tuvieron lugar después de que el mariscal Foch y el kaiser alemán decidieran fijar el Armisticio el 11/11 a las 11 de la mañana... Porque quedaba más bonito.

Además tuvieron la oportunidad de inspirarse en la realidad, porque uno de los pasatiempos de los soldados franceses en el frente eran las obras de Guignol, y se editaron una serie de cartas postales con Guignol como protagonista, para animar a las tropas en el frente o promover la recogida de fondos para el esfuerzo bélico.

Los códigos tradicionales de la marioneta, los porrazos y coreografías, o los niños gritando para avisar a Guignol de dónde está el villano (en este caso un soldado alemán) les ayudaron a "aligerar el ambiente".

Decidieron centrar la obra en un aspecto quizás poco conocido: cómo la Guerra forzó la entrada de las mujeres en el mercado laboral. El director y autor de la El Armisticio según Guignol, Philippe Seclé, es un apasionado de este periodo.

Decir siempre la verdad

La psicóloga Esther Gutiérrez Martín, del centro Aletheia de Madrid, explica a euronews que está de acuerdo con este enfoque:

"Todos nos hemos encontrado con preguntas de nuestros niños sobre la guerra, la muerte y el asesinato que nos han dejado en blanco porque no habíamos pensado nunca en hablarles de algo que creemos que les puede asustar o que no van a comprender. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones estamos proyectando nuestros sentimientos sobre ellos. El mandamiento máximo para hablar con los niños de temas difíciles es simple: decir la verdad."

El propio Guignol nos explicaba por qué decidieron hacer la obra.

Gutiérrez explica que los niños suelen hacer preguntas concretas y saben si el adulto les miente, desvía la pregunta o responde con fantasías y medias verdades:

"Si sienten algo así, muchos optan por no volver a preguntar. Así que el momento en que un niño nos pregunta por un tema difícil como la guerra, es una ocasión especial para hablar de ciertas realidades de nuestro mundo complicadas y que a veces tardamos toda una vida en comprender. Pero lo que hagamos en la niñez va a ser la semilla para proporcionarle al niño herramientas de reflexión para su futuro y conectarle con su realidad. Aprender de nuestro pasado es un regalo que no debemos quitarles."

Reuters
París celebra estos días un "Foro de la Paz" con motivo del centenarioReuters

La psicóloga, experta en terapia familiar, advierte que no es necesario preparar todo un discurso, ni abrumar al niño con todos los detalles. "¿Entonces les contamos todo desde el principio? Es lo que me suelen preguntar los adultos cuando digo que les cuenten la verdad a sus niños. Y aquí viene la siguiente guía: contestar a lo que pregunten. No dar más información de la que piden." Gutiérrez considera que es la mejor forma de adaptarse a su ritmo de reflexión y a su capacidad de integrar "emocional y mentalmente" un suceso.

"Cuando los niños no quieren saber más de algo o les asusta, suelen parar. Para asegurarnos podemos preguntarles si quieren saber más. Luego vendrá el acompañarles a digerir las emociones que surjan (miedo, enfado, etc.). Podemos preguntarles cómo se sienten después de la conversación y así abrir un espacio en el que puedan hablar de sus emociones." comenta la psicóloga, que añade que no es necesario presentarse como un adulto infalible, y propone abrir espacios de reflexión y debate con el niño.

"En definitiva, limitar nuestras respuestas a sus preguntas, decir la verdad y ofrecer la opción de hacer más preguntas son las brújulas para guiarnos en cómo hablar de cualquier tema difícil de la vida con ellos. Darles a los niños un espacio para aprender de nuestra historia cercana, la de nuestros antepasados, familiares en muchos casos, realmente es darles una oportunidad de crecimiento a ellos y a todos nosotros."

Concienciar a los adolescentes

Para los más mayores entre los menores, la fundación Genshagen de Alemania, el teatro des Asphodèles de Lyon y la organización Dom Kultury 13 Muz de Polonia decidieron crear un proyecto conjunto de teatro con adolescentes sobre el tema de la memoria. El grupo de jóvenes de los tres países de tuvo la oportunidad de indagar en la historia de la Gran Guerra en sus propios países, y luego la compartieron para crear una obra de teatro conjunta, que representaron en sus tres países.

A pesar del papel crucial que tuvieron Francia Polonia y Alemania en la Gran Guerra, en general reconocían que no sabían gran cosa antes de participar en el proyecto.

Durante toda la semana, sigue nuestra cobertura especial de las conmemoraciones del Armisticio de la Primera Guerra Mundial en euronews y euronews.com. El domingo 11 de noviembre seguiremos las ceremonias en directo.

Detalles en este enlace