Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Condenada la pareja británica que llamó 'Adolf' a su bebé

Condenada la pareja británica que llamó 'Adolf' a su bebé
Derechos de autor
West Midlands Police
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Una pareja británica que llamó a su bebé con el nombre del líder nazi Adolf Hitler ha sido condenada en Birmingham por pertenencia a un grupo de extrema derecha.

Tras un juicio de cuatro semanas, Adam Thomas, de 22 años, y Claudia Patatas, de 38, fueron declarados culpables de ser miembros de Acción Nacional, una organización neonazi con sede en Reino Unido.

Este grupo fue prohibido en 2016 en virtud de la Ley de Terrorismo de Reino Unido después de que elogiaran el asesinato de la diputada laborista británica Jo Cox, a quien un partidario de la extrema derecha había disparado y apuñalado meses antes.

"Después de que se prohibió Acción Nacional, pasó a la clandestinidad y cambió su nombre, pero no desapareció", dijo Deb Walsh, del Servicio de Fiscalía de la Corona.

"Estos miembros continuaron creyendo en su racista visión del mundo neonazi, se mantuvieron en contacto en aplicaciones de mensajería encriptada y organizaron reuniones para mantener al grupo en marcha".

El tribunal supo que Thomas y Patatas pusieron a su hijo como segundo nombre 'Adolf', en honor al difunto líder fascista alemán.

Los investigadores descubrieron fotos de Thomas acunando al niño mientras vestían las túnicas blancas del Klu Klux Klan y otras con posando con su pareja y el bebé delante de una esvástica.

El jefe de policía Matt Ward dijo que la pareja también había reunido armas y llevado a cabo investigaciones sobre la fabricación de explosivos caseros, incluyendo una "bomba de lata de refresco".

"Estas personas no eran simplemente fanáticos racistas; ahora sabemos que eran una organización peligrosa y bien estructurada", dijo.

"Su objetivo era difundir la ideología neonazi provocando una guerra racial en Reino Unido y habían pasado años adquiriendo las habilidades para llevarla a cabo".

La pareja será sentenciada el próximo mes.