Última hora

Última hora

Europa, una escuela de jóvenes pilotos

Leyendo ahora:

Europa, una escuela de jóvenes pilotos

Europa, una escuela de jóvenes pilotos
Tamaño de texto Aa Aa

Michael Graupp deja Madrid en una hora, es australiano y piloto de aerolínea desde agosto. Se formó cerca de Viena, en la Academia de Aviación de Austria, una organización financiada por las Política Europea de Cohesión. Tocar las nubes y ver la Tierra desde arriba, ese era su sueño de niño... "Cuando tenía catorce años volé a Tenerife. Durante aquel viaje de dejaron entrar en la cabina de vuelo. Allí estaban todos esos botones, todo ese espacio, durante aquel vuelo me di cuenta de que quería convertirme en piloto. Así que cuando cumplí 19 años empecé mi entrenamiento en la Academia de Aviación de Austria. Después de dos años terminé, medio año después de mi entrenamiento de vuelo tuve mi primer trabajo en Eurowings, y estoy muy contento".

La edad media de los pilotos europeos es considerablemente más baja que la de otras regiones, se estima que entre 2017 y 2027 europa tenga 50.000 nuevos pilotos.

Como Michael, 2400 pilotos se entrenan cada año en la Academia de Aviación de Austria, en la que participan 75 instructores. El proyecto tiene una financiación total de 37.7 millones de euros, de los cuales 2,4 millones provienen de los fondos europeos de desarrollo regional.

Jessica empezó en Wiener Neusdtadt, en el centro de entrenamiento básico de la Academia de Austria. Allí hay un simulador, pequeños aviones, y dos años de media de entrenamiento para quienes, como ella, empiezan de cero: "Hoy estamos preparando una clase de vuelo hasta Spitzerberg para instruirme en aterrizajes sobre hierba. Normalmente aterrizamos en pistas de asfalto, pero ahora vamos a probar en césped, ¡vamos a ver lo diferente que es!".

La profesión de piloto requiere entrenamiento durante toda una vida, y aquí es donde los simuladores entran el juego. A quince kilómetros de Viena, la Academia ofrece entrenamiento para pilotos expertos en servicio. Como Markus. En 8 o 9 semanas espera enseñar a otros colegas cómo pilotar un ATR72600 :“Tenemos una agenda muy, muy, muy apretada. Cada cinco minutos les damos otro problema para que, al final de las nueve sesiones, hayan visto todos los problemas que las autoridades creen que pueden ocurrir”.

...

Hay que aprovechar el tiempo porque cada hora de entrenamiento puede costar alrededor de 1000 euros. En las clases se revisan casos de accidentes reales o como hoy: un regreso forzado al aeropuerto de Barcelona por un problema en un motor. La cabina es idéntica y a la misma escala que el modelo real. La seguridad es el objetivo principal: "Cada seis meses todos los miembros del grupo que pilotan vuelos comerciales deben volver a los simuladores y hacer un vuelo de chequeo".