Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La factura del desafío presupuestario italiano

La factura del desafío presupuestario italiano
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas quiere evitar una guerra abierta con Roma ante un eventual procedimiento de infracción contra Italia por el rechazo de la Comisión Europea a sus cuentas.

Llamamiento a la calma y al diálogo del comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una entrevista en un portal de información francés especializado.

La Comisión comunicará su posición oficial el próximo 21 de noviembre. El Gobierno italiano tendrá dos semanas para contestar. Luego, si los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona están de acuerdo, se iniciaría el procedimiento contra Italia por su falta de rigor presupuestario.

Todo podría acabar tras un procedimiento largo en unas hipotéticas sanciones de hasta el 0,2% de su Producto Interior Bruto (PIB), aproximadamente unos 3.400 M€.

Estas sanciones podrían acarrear a Italia la pérdida de miles de millones de euros de fondos comunitarios. Sus cuentas podrían sufrir la fiscalización de la Comisión y del Banco Central Europeo (BCE) como sucedió con los países de la eurozona rescatados.

En este sentido Mario Draghi ha recordado la necesidad de cumplir las reglas.

"Para proteger sus hogares y sus empresas del alza de los tipos de interés, los países con altos niveles de deuda no deben incrementarla todavía más. Y todos los países deben respetar las reglas de la Unión Económica y Monetaria", ha dicho el presidente del Banco Central Europeo.

Todo llega tras semanas de tensiones entre Roma y Bruselas a cuenta del presupuesto presentado por el Ejecutivo populista italiano, que ha despreciado las objeciones europeas a sus pretensiones de incrementar el endeudamiento público: "Si a la UE le gusta estaremos satisfechos. Si no le gusta, seguiremos por el mismo camino", afirmaba hace unos días el ministro italino del Interior, Matteo Salvini, a la salida de una reunión del gabinete.

Como último recurso, si Italia decide mantener su presupuesto, las sanciones podrían ser incluso más importantes y llegar al medio punto de su Producto Interior Bruto (PIB), unos 8.600 M€.