Última hora

Última hora

La realidad aumentada llega a los quirófanos

Leyendo ahora:

La realidad aumentada llega a los quirófanos

La realidad aumentada llega a los quirófanos
Tamaño de texto Aa Aa

La realidad aumentada se ha convertido en una herramienta clave en los quirófanos. Los dispositivos portátiles basados en pantallas montadas en la cabeza ayudan y guían los ojos y las manos de los cirujanos durante una operación.

En la Universidad de Pisa se está desarrollando una especie de navegador que guiará la mano del cirujano durante las fases más delicadas de una operación, además de proporcionar información valiosa en tiempo real. El visor médico Vostars es capaz de superponer las imágenes de rayos X del paciente en 3D alineadas con su anatomía. Así, el cirujano obtiene todos los parámetros del paciente en su línea de visión sin apartar los ojos de la zona de operación. Esta nueva tecnología mejorará la precisión de la intervención y reducirá los tiempos de cirugía en al menos un 11%.

El futuro de la medicina se está convirtiendo cada vez más en alta tecnología. La llegada a los quirófanos de dispositivos de realidad aumentada está llevando al límite las intervenciones quirúrgicas. Los investigadores que trabajan en el Proyecto Vostars, en el centro EndoCAS de la Universidad de Pisa, dentro del hospital de Cisanello, están desarrollando un dispositivo que proporcionará una ayuda esencial en operaciones delicadas como la cirugía maxilofacial.

"En nuestra actividad, a menudo tenemos que reposicionar partes del esqueleto facial para corregir, por ejemplo, una malformación. Poder visualizar en el paciente las indicaciones necesarias para insertar una pieza en una nueva posición, garantizando la simetría, es una ayuda inestimable", asegura el cirujano maxilofacial Giovanni Badiali.

Este proyecto de investigación europeo es un híbrido de las dos versiones existentes de auriculares AR. Los datos importantes del paciente (como el objetivo quirúrgico en su anatomía, la respiración y la frecuencia cardíaca, por ejemplo) están disponibles en el visor quirúrgico para aumentar la precisión y reducir el tiempo sin tener que mirar hacia otro lado.

Vicenzo Ferrari, coordinador del proyecto Vostars e ingeniero biomédico de la Universidad de Pisam explica que "una peculiaridad del visor es que proporciona directamente ante los ojos del cirujano la información que necesita para realizar la operación. En este caso, podemos proporcionar con extrema precisión la información virtual alineada con la real, por ejemplo, cómo indicar una línea de corte con extrema precisión. Entonces podemos proporcionar una vista ampliada y agrandada"

El sistema funciona capturando lo que el cirujano ve desde una cámara montada en la cabeza. Luego fusiona este video de la realidad con las imágenes médicas del paciente. "Cada vez que deseamos alinear una escena real con una escena virtual, necesitamos sistemas de cámaras de video que rastreen la escena que nos rodea, luego debemos saber cómo reconstruir mejor esa escena virtual, para que sea coherente con la manera en que nuestros ojos lo perciben", explica Fabrizio Cutolo, ingeniero biomédico de EndoCAS.

Se espera que esta nueva tecnología mejore la precisión y reduzca los tiempos de la cirugía en al menos un 11%. Pero para ese objetivo es clave garantizar una transferencia precisa de los procedimientos quirúrgicos a las características del sistema visual. la función de Marina Carbone, ingeniera biomédica de EndoCAS, es "actuar como una interfaz entre la cirugía y cómo se aplicará en ella el dispositivo Vostars: definir su protocolo quirúrgico y la traducción de este protocolo dentro del dispositivo y cómo y en qué momentos intervendrá el dispositivo", cuenta

El dispositivo, que se está realizando en consorcio con universidades europeas, centros de investigación y empresas privadas, se someterá a tres ensayos clínicos en Italia y en Alemania a finales de 2019 y debería estar finalmente disponible para su uso en 2022.

Más de futuris