Última hora

Última hora

¿La opinión sobre el Brexit ha cambiado en la frontera entre Inglaterra y Gales?

Leyendo ahora:

¿La opinión sobre el Brexit ha cambiado en la frontera entre Inglaterra y Gales?

¿La opinión sobre el Brexit ha cambiado en la frontera entre Inglaterra y Gales?
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido está en la recta final hacia la meta del Brexit. A tan solo cinco días de la votación definitiva del Parlamento británico, se ha iniciado el debate sobre el acuerdo de la salida de la Unión Europea, tras varios meses de desencuentros en la Cámara de los Comunes.

Durante los últimos dos años, el Brexit ha sido el centro de la política europea. Para las personas fuera del Reino Unido, todo parece bastante confuso y difícil. Mucha gente opina que esta decisión ha sido un grave error. Sin embargo, ¿la gente que vive ahí se siente de la misma manera?

El enviado especial de euronews, Bryan Carter, visitó la frontera entre Inglaterra y Gales para hablar con estas personas y escuchar lo que realmente opinan del Brexit.

"No, no me arrepiento"

Los habitantes de Chester, una ciudad de unas 100 mil personas muy cerca de la frontera con Gales, votaron a favor de abandonar la UE en 2016, pero por un margen muy estrecho. Solo el 50,7% votó por irse, mientras el resto votó por quedarse.

Jacky, vendedora de un puesto en el tradicional mercado navideño de la ciudad, votó por irse de la UE hace dos años. Hoy, todavía cree que fue la mejor decisión.

"No me gusta la política, no me gusta que personas no electas nos digan lo que podemos hacer y lo que no. Con quién podemos hacer negocios y con quién no. Solo les estamos dando dinero, y más dinero, y más dinero, y a mí me parece que no estamos recibiendo lo que pagamos", explica la mujer.

El chef que trabaja al lado suyo tampoco se arrepiente de haber votado a favor.

"¿Sigue creyendo que esa fue la mejor decisión?", le pregunta Bryan.

"Muchos británicos creen que sí lo fue, de lo contrario no habrían votado a favor. Así que sí, sigo creyéndolo [...] Creo que hará crecer la economía", argumenta el vendedor.

"Eso no es lo que dice el Banco de Inglaterra. Dice que la economía irá peor", responde Bryan. Pero para el cocinero, son solo comentarios "alarmistas".

Por el momento, todas las personas que Bryan ha conocido apoyan el Brexit. No les importa mucho lo que pase en Westminster en los próximos días. Todos parecen creer que el Reino Unido estará mejor cuando salga de la UE.

"No tenemos otra opción. Hay que aceptar el acuerdo"

Nuestro enviado especial decidió dirigirse a un lugar donde la gente practica un pasatiempo poco conocido: el baile en línea. Le dijeron que posiblemente encontraría a alguien a favor de permanecer en la UE.

"¿Puedo pedirles que levanten la mano si votaron a favor del Brexit?", pregunta Bryan a las bailarinas. Casi la mitad de las participantes levanta la mano.

"¿Quién sigue creyendo que fue la decisión correcta?", vuelve a preguntar. Las mismas manos vuelven a levantarse.

Una de las bailarinas que se opuso al Brexit, dice que respeta la decisión de la gente que quiere irse, a pesar de las negociaciones. No cree que se haya llegado aun buen acuerdo, pero piensa que no se tiene "otra opción".

"No creo que algo positivo salga de todo esto"

El divorcio entre la UE y el Reino Unido ha dividido a los británicos en muchos aspectos. A las generaciones más jóvenes les preocupa lo que pueda deparar el futuro.

"Obviamente las tarifas de importación no serán muy buenas. La pérdida de empleos y las tasas de desempleo se dispararán. La actividad comercial no existirá. Y simplemente no creo que algo positivo salga de todo esto, aparte de que vamos a ser un país autónomo", lamenta Charlotte, una instructora de natación.

"La mejor opción a largo plazo"

Gales, al igual que Inglaterra, votó a favor de abandonar la UE. Cuando anochece, discutir sobre el Brexit alrededor de una cerveza se convierte en un pasatiempo a ambos lados de la frontera.

"Lo importante era la inmigración. No es que sea anti-inmigrantes ni nada por el estilo, pero creía que eran demasiados. Y esto estaba reduciendo los salarios y empobreciendo a la gente de este país. Así que creí en ello. Y ahora, Theresa May tiene un acuerdo, pero a medias", explica un hombre en un bar.

Otro votante a favor del Brexit, que lo acompaña en la misma mesa, cree que la gente está empezando a dudar de lo que se les prometió.

"El Servicio Nacional de Salud iba a recibir otros 300 millones de libras a la semana. ¡Tonterías! Nunca sucedió y nunca sucederá", lamenta.

Aunque ambos parecen aceptar que habrá un golpe económico a corto plazo, siguen creyendo que el Brexit es la mejor opción a largo plazo.

"Una vez que estemos fuera, va a ser muy difícil en los próximos años, pero creo que nos recuperaremos y podremos hacer lo mismo que antes de entrar en la Unión Europea".

Ya han pasado dos años desde que sucedió el referéndum. Sin embargo, los que apoyan el Brexit no han podido ponerse de acuerdo con los que se oponen. Lo único que tienen en común es el sentimiento de que el acuerdo alcanzado no es el que ellos querían.