Última hora

Última hora

¿Qué pasaría si el Parlamento británico rechaza el acuerdo del Brexit?

Leyendo ahora:

¿Qué pasaría si el Parlamento británico rechaza el acuerdo del Brexit?

¿Qué pasaría si el Parlamento británico rechaza el acuerdo del Brexit?
@ Copyright :
REUTERS/Simon Dawson/File Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La batalla por el Brexit todavía está lejos de terminar. Aunque los 27 líderes de la Unión Europea han formalizado el acuerdo del Brexit en una cumbre europea extraordinaria este domingo, el próximo paso representa un desafío muy grande para Theresa May: convencer a los diputados del Parlamento británico que el pacto que ha sellado con la UE es el mejor para el Reino Unido.

May no cuenta con una mayoría en la Cámara de los Comunes. Muchos diputados del Partido Conservador, así como de la oposición, han asegurado que votarán en contra del acuerdo. Así lo hizo saber Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, después de la cumbre:

El apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte también es indispensable para la ratificación del acuerdo. Sin embargo, también ha reiterado varias veces su oposición.

¿Qué podría pasar si el Parlamento británico rechaza el acuerdo pactado entre Londres y Bruselas? Te lo explicamos.

Lee también : ¿Qué necesitas saber del borrador de acuerdo del Brexit si vives en Reino Unido?

Un Brexit sin acuerdo

El rechazo del texto por parte de la Cámara de los Comunes podría llevar a un Brexit sin acuerdo, el 29 de marzo de 2019, fecha en la que el acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE debería entrar en vigor.

Las relaciones económicas entre ambas partes se regirían entonces por las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y habría que establecer urgentemente una multitud de controles aduaneros y reglamentarios.

Este es un escenario que asusta a Bruselas, Londres y a la comunidad empresarial, que han estado buscando un acuerdo desde el inicio del proceso del divorcio. Esto provocaría una nueva caída de la libra esterlina y crearía mucha incertidumbre en las empresas.

"Las consecuencias serían muy graves, muy negativas para el empleo y la prosperidad. Nos enfrentaríamos a un posible caos económico", advirtió el ministro de Finanzas Philip Hammond.

Londres advirtió que esta situación podría conducir a una escasez de medicamentos, crear gigantescos atascos en los puertos o que muchos aviones queden varados. Pero a algunos diputados no les importan estas previsiones, ya que sostienen que es mejor “no llegar a un acuerdo que tener un mal acuerdo".

Una segunda votación en el Parlamento

Ante el temor de que el Reino Unido se retire de la UE sin acuerdo y, por lo tanto, sin un período de transición, el Gobierno británico podría intentar, en caso de un rechazo inicial, convocar a una segunda votación en el Parlamento.

Esto implicaría varias negociaciones entre el Ejecutivo y los diputados para obtener su aprobación. Theresa May también podría pedir a Bruselas que reconsidere algunos aspectos del acuerdo. Esto es lo que quiere el partido DUP, que ha sellado una alianza con el Gobierno, esencial para que pueda llegar a una mayoría absoluta en el Parlamento.

Según el Sunday Telegraph, varios ministros británicos y diplomáticos europeos ya han comenzado a desarrollar un 'plan B' del acuerdo. Este seguiría el modelo de Noruega, que tiene acceso al mercado único sin ser miembro de la UE. Esta fórmula podría contar con el apoyo de la mayoría de los diputados.

Si los 27 aceptan reanudar las conversaciones, la fecha del Brexit podría posponerse.

Lee también: "Paro, tráfico de tabaco, paraíso fiscal: Por qué Gibraltar es una línea roja del Brexit para España"

REUTERS/Hannah McKay/File Photo
Manifestantes a favor y en contra del Brexit protestan delante del Parlamento en LondresREUTERS/Hannah McKay/File Photo

¿Nuevas elecciones?

Si el Parlamento rechaza el acuerdo de retirada, la posición de Theresa May quedaría muy debilitada. Podría enfrentarse a un voto de censura dentro de su propio partido, que podría buscar sustituirla y reanudar las negociaciones o, al contrario, lograr un Brexit sin acuerdo.

Una moción de censura contra el Gobierno británico también podría tener éxito si se somete a votación en el Parlamento, debido a la debilidad de la mayoría con la que cuenta la primera ministra británica. Esto llevaría a la creación de un nuevo Gobierno en el plazo de dos semanas, o a la organización de nuevas elecciones legislativas, que es lo que quiere el Partido Laborista, el principal partido de la oposición.

Otro escenario poco probable pero posible, es que la propia Theresa May decida convocar a elecciones legislativas, si obtiene el apoyo de dos tercios del Parlamento. Esta medida puede ser adoptada para que los diputados concuerden más fácilmente sobre el acuerdo de retirada.

Por último, si no se celebran elecciones, el Partido Laborista advirtió que podría pedir un segundo referéndum, una posibilidad que podría contar con el apoyo de una mayoría heterogénea en la Cámara de los Comunes.