Última hora

Última hora

El Mediterráneo sufrirá con especial dureza el cambio climático

Benidorm (España) durante la ola de calor del pasado agosto
@ Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Olas de calor, sequía y lluvias torrenciales e inundaciones. El patrón suena familiar, especialmente en un año en el que se han vivido inundaciones mortales en Mallorca, Málaga, en el sur de Francia, en Jordania... o incluso un "huracán" en Grecia.

Ahora un informe presentado hoy en la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia) advierte de que el calentamiento global se cebará especialmente con la región mediterránea y tendrá serias consecuencias económicas y medioambientales.

Se trata de una evaluación científica preliminar de un estudio encargado por la Unión por el Mediterráneo (UpM) y alerta de que la subida de las temperaturas repercutirá en la agricultura y el turismo, afectará a los ecosistemas marinos y terrestres, cambiará las líneas costeras y tiene el potencial de desatar grandes migraciones. "Los efectos del cambio climático en la región mediterránea estarán por encima de la media global. Esto tendrá efectos en el bienestar humano en general", explicó a Efe el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas, tras presentar el documento.

Lee también: Somos la última generación que puede actuar frente al Cambio Climático (OMM)

Indicó que el calentamiento global en la cuenca mediterránea "tendrá un impacto en la agricultura", "impulsará las migraciones desde países africanos hacia el norte" y "puede que haga que la zona sea menos atractiva para el turismo por las altas temperaturas y un entorno menos verde".

Los efectos ya están ahí

Taalas agregó que las temperaturas ya han registrado incrementos y que los patrones de precipitaciones han cambiado, haciendo más seca la región, algo que prevé que continúe durante décadas.

"Esta tendencia negativa se mantendrá en los próximos 50 años", afirmó Taalas, que dijo que la situación se podrá estabilizar "para 2060" si las políticas de mitigación de los efectos del cambio climático tienen éxito.

La evaluación preliminar estima que, si no se toman medidas, la subida de la temperatura podría alcanzar en algunos lugares los 2,2 grados centígrados para 2040 e incluso superar los 3,8 para 2100.

Reuters
Inundaciones en el sur de Francia en octubreReuters

Antes - después: las imágenes de las inundaciones en Francia

Además, calcula que las precipitaciones disminuirían en el verano entre un 10 y un 30 %, dependiendo de la zona.

El nivel del mar, después de haber aumentado unos 3 milímetros al año durante las últimas décadas, seguiría subiendo en un rango de proyecciones que, para 2100, oscila entre los 52 y los 190 centímetros, en distintos puntos costeros.

Uno de los principales focos de cambio climático en el mundo

"Con recursos limitados y posibles conflictos sociales en aumento, cabe esperar migraciones humanas a gran escala", advierte el informe, que destaca que "los países del sur y el este del Mediterráneo son más vulnerables".

La región mediterránea es uno de "los principales focos de cambio climático en el mundo" debido una conjunción de factores, de la escasez de agua a la desertificación y la actividad agrícola, pasando por la concentración de las actividades económicas y de la población en las zonas costeras.

Ante este panorama, la UpM aboga por promover una "agenda común por el clima" en la región mediterránea para mitigar riesgos y promover las medidas de adaptación.

Esta agenda se podrá perfilar una vez que se concluya el informe sobre los efectos del calentamiento global en la zona que la UpM ha encargado a la Red de Expertos Mediterráneos sobre Clima y Cambio Climático (MedECC).

Lee también: ¿Cómo será el mundo con el calentamiento global?