Última hora

Última hora

Confusión en torno a la muerte de la migrante guatemalteca de siete años en EEUU

Confusión en torno a la muerte de la migrante guatemalteca de siete años en EEUU
@ Copyright :
رویترز
Tamaño de texto Aa Aa

La indignación y el dolor crecen al no saber con exactitud qué le ocurrió a la niña guatemalteca de siete años que murió después de ser detenida por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos al cruzar la frontera con México.

Su padre, aún se encuentra en el refugio ‘Annunciation House’, un albergue para inmigrantes en el Paso. Sus declaraciones han provocado más preguntas que respuestas ya que ha asegurado que la niña Jakelin Caal Maquin gozaba de buena salud.

Inicialmente se creía que la pequeña no había tomado agua ni comido por varios días. Tampoco quedaba claro si había recibido atención medica después de su detención.

Sin embargo, Rubén García, director de 'Annunciation House', ha anunciado que "el padre de Jakelin cuidó a su hija y se aseguró de que comiera y tomara agua."

"Al llegar a la frontera para recibir asilo, fueron detenidos casi inmediatamente. No sufría de falta de agua o de comida antes de llegar a la frontera", agregó.

La familia ha pedido una amplia investigación de lo sucedido. Afirman que cuando la pequeña dejó a su humilde comunidad maya en Guatemala se encontraba en perfecto estado.

"La familia está buscando una investigación objetiva y exhaustiva y está pidiendo a nuestros investigadores que evalúen este incidente dentro de los estándares reconocidos a nivel nacional", explicó el director del albergue.

Como miles de migrantes cada año, Jakelin y su padre huyeron de la pobreza de su país en busca de una mejor vida en Estados Unidos. La pequeña pasó su cumpleaños en el trayecto, tan solo unos días antes de su muerte.

Ambos formaban parte de un grupo de 163 inmigrantes que se entregó a los agentes estadounidenses el pasado 6 de diciembre, al llegar al sur de Lordsburg, en el desierto de Nuevo México.

Según el informe de asistencia consular guatemalteco, en el trayecto hacia la estación de la patrulla fronteriza de Lordsburg, la niña presentó "un cuadro de fiebre y vómitos", lo que requirió que paramédicos de la patrulla fronteriza "intervinieran para su estabilización".

Un día después, el viernes, a las 7 de la mañana aproximadamente, la condición de la pequeña se agravó, por lo que los médicos de la patrulla fronteriza "la trasladaron vía aérea a un centro asistencial en la ciudad de El Paso, Texas, donde quedó internada".

Estando en el hospital, la niña sufrió dos ataques cardíacos a los cuales sobrevivió, pero el sábado, a las 6 de la mañana, los agentes de la patrulla fronteriza de Nuevo México informaron al consulado de El Río que la niña había fallecido.

Las circunstancias y las causas de su muerte todavía siguen siendo desconocidas.