Holanda construye cinco islas artificiales para devolver biodiversidad

Holanda construye cinco islas artificiales para devolver biodiversidad
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La isla principal está abierta al público y se han construido tres observatorios de pájaros. Las otras cuatro están reservadas únicamente para la fauna y la flora.

PUBLICIDAD

Devolver la vida silvestre a la zona de Zuiderzee gracias a la creación de cinco islas artificiales. Ese es el objetivo de un proyecto holandés, que busca renovar el ecosistema del lago Markermeer.

"No se construyen las islas para tener islas, sino especialmente para mejorar todo el sistema de Markermeer, que es uno de los lagos de agua dulce más grandes de Europa. Esta es una de las mayores operaciones de restauración de la naturaleza en el continente", explica el guardabosque André Donker.

El lago Markemeer era parte de Zuiderzee, una zona aislada del Mar del Norte, construida en 1932 para luchar contra las inundaciones. El ecosistema sufrió graves consecuencias en las últimas décadas después de la construcción del dique de cierre Afsluitdijk.

La zona, que regula el nivel del agua en el resto del país, solía ser rica en biodiversidad. Ahora no cuenta con vida acuática. Aunque es vital para el país, el costo para el medio ambiente ha sido alto.

"En dos años, lo hemos conseguido completamente. En los últimos seis meses estuvimos en la última fase con la construcción de la torre de observación, los puntos de amarre para barcos", dice Jeroen Van Der Klooster, el líder del proyecto.

La isla principal está abierta al público y se han construido tres observatorios de pájaros. Las otras cuatro están reservadas únicamente para la fauna y la flora.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una biblioteca en medio de la naturaleza

El Parque Nacional de Burabay, naturaleza en estado salvaje

A juicio por suministrar un fármaco 'suicida' a ciudadanos neerlandeses