Última hora

Última hora

Plan de contingencia europeo para un Brexit sin acuerdo

Plan de contingencia europeo para un Brexit sin acuerdo
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea ha presentado un plan de contingencia ante el riesgo, cada vez más verosímil, de que el Brexit se cierre sin acuerdo.

El documento incluye 14 medidas destinadas a mitigar los daños en los sectores más sensibles.

Uno de ellos es el transporte por carretera. Bruselas concede nueve meses de prórroga, durante los cuales se permitirá la entrada de mercancías en el territorio de la Unión Europea. Eso sí, siempre y cuando haya reciprocidad.

El analista Alessio Terzi, del instituto Bruegel, lo explica con un ejemplo. "Si un camionero francés entra en Reino Unido, no está claro si sus normas de seguridad se pueden aplicar. Por ello, la UE trata de proporcionar cierta claridad".

En el caso del transporte aéreo, la tregua será de doce meses. Las aerolíneas británicas podrán volar hacia Europa, pero no tendrán derecho a realizar escalas. Una medida que podría afectar a Iberia ya que forma parte del grupo británico IAG.

"En aviación, si no hay reglas de reciprocidad, los aviones no pueden volar ni desde ni hacia Reino Unido", explica Terzi. "Por eso, la UE va a reconocer temporalmente que existe una cierta equivalencia en las normas relativas a la seguridad, para permitir que los aviones sigan volando".

Algunos servicios financieros también disfrutarán de una protección temporal, pero no las tarjetas de crédito, cuyas tarifas podrían aumentar. Y tampoco las aseguradoras o los bancos británicos. Sí podrán beneficiarse, en cambio, las cámaras de compensación y los derivados financieros.

Y el peñón de Gibraltar, con un servicio financiero muy activo, queda totalmente excluido del plan de contingencia. Es decir, sin red de protección.

En lo que se refiere a los derechos de los ciudadanos, Bruselas pide a los Estados miembros que se muestren generosos y faciliten la residencia a los ciudadanos británicos. Pero eso sí, cuando quieran viajar tendrán que hacerlo sin su mascota, porque su pasaporte dejará de ser válido.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha defendido la necesidad del proyecto y ha recordado que Bruselas ha hecho todo lo que estaba en sus manos para facilitar el acuerdo. "Si hablamos de los transtornos que puede causar a la economía o a los ciudadanos, el orden de preferencia está claro: permanecer es mejor que irse, y un acuerdo es mejor que un no acuerdo".

Faltan exactamente cien días para que se consuma el divorcio entre Londres y Bruselas. Y en este momento el objetivo a ambos bandos del Canal de la Mancha es evitar el caos. Pero desde la Comisión Europea han recordado que esta medidas son temporales y limitadas.