Última hora

Última hora

Tres activistas reciben el premio Derechos Humanos de la ONU

Tres activistas reciben el premio Derechos Humanos de la ONU
Derechos de autor
UN Photo/Evan Schneider
Tamaño de texto Aa Aa

"Los defensores de los derechos humanos dan voz a los que no la tienen y protegen a los impotentes frente a la injusticia. Apoyan el imperio de la ley o trabajan pacíficamente para cambiar las leyes para que las mujeres y las niñas, las comunidades indígenas, las minorías y otros grupos marginados puedan ejercer sus derechos", ha recalcado el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, durante la celebración de los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Esa conmemoración ha servido para hacer entrega de los Premios de Derechos Humanos de la ONU este martes en la Asamblea General, en Nueva York. El galardón se entrega cada cinco años, desde 1963, a individuos u organizaciones que contribuyen de forma excepcional a la defensa de estos derechos fundamentales.

Este año el premio ha recaído en tres mujeres, activistas de Brasil, Tanzania y Pakistán.

  • Joena Wapichana, la primera mujer indígena en ocupar un escaño en el Congreso de Brasil, por su activismo a favor de las poblaciones nativas;
  • Rebeca Gyumi, fundadora y directora de la ONG Msichana, por el trabajo en defensa de las niñas y mujeres en Tanzania;
  • Y la abogada paquistaní Asma Jahangir, que recibe el premio a título póstumo, por un legado de décadas de lucha contra el extremismo religioso y en defensa de las minorías oprimidas.

También ha sido reconocida la ONG irlandesa "Front Line Defenders", que trabaja por la protección de los defensores de los Derechos Humanos.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha aprovechado la ocasión para alertar sobre el aumento del autoritarismo, la intolerancia y el racismo en el mundo. Aunque alabó los progresos en la protección de los derechos humanos realizados en las últimas siete décadas, también advirtió de que "todavía hay un largo camino por delante".

"Mujeres, hombres y niños en todo el mundo todavía sufren restricciones -o incluso la negación total- de sus derechos humanos", dijo Guterres antes de subrayar que "la tortura, los asesinatos extrajudiciales, las detenciones sin juicio y otras violaciones graves de los derechos humanos persisten". El dirigente portugués también destacó que un "incontable número de mujeres y niñas se enfrentan diariamente a la inseguridad, la violencia y la discriminación".