Última hora

Última hora

Putin defiende su política exterior

Putin defiende su política exterior
@ Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Vladímir Putin sostiene que tan solo se defiende de las acciones de otros gobiernos. En la rueda de prensa anual sobre su gestión, el presidente ruso ha responsabilizado a Estados Unidos de aumentar la tensión por su retirada del tratado de defensa antimisiles de 1987 que reducía el arsenal nuclear de ambos países. El pasado mes de octubre Trump justificó la decisión aduciendo que Rusia no estaba cumpliendo con el pacto:

"Después de que Estados Unidos se retirara del relevante tratado, el tratado que era la piedra angular en lo que respecta a la no proliferación y el fin de una carrera armamentista, tuvimos que responder con la creación de un nuevo tipo de arma para superar ese sistema de defensa antimisiles". Es difícil imaginar lo que va a pasar después. Esos misiles estadounidenses estarían posicionados en Europa. ¿Qué vamos a hacer? Tenemos que asegurarnos de que estamos a salvo. Y luego se quejaran de que tenemos una ventaja. No nos esforzamos por tener una ventaja. Nos esforzamos por mantener un equilibrio adecuado, garantizando nuestra seguridad."

Las diferencias con otros países de Rusia se aprecian también en las distancias más cortas. Putin se ha referido al apresamiento de tres barcos ucranianos en noviembre en el estrecho de Kerch y en una zona en la que ambos países tienen libertad para navegar: "Hay elecciones y necesitan tensar la situación para mejorar las encuestas de uno de los candidatos presidenciales. Me refiero al actual Presidente de Ucrania, por supuesto. En cuanto al futuro y destino de los militares ucranianos, fueron enviados a morir. Y veo que los dirigentes no están satisfechos de que nadie muriera, porque querían que eso le pasar a alguno de ellos. Pero afortunadamente ese no fue el caso."

El presidente ruso también ha comparado la respuesta internacional en el caso de Jamal Khashoggi, el periodista saudí asesinado en la embajada de ese país en Turquía, y el envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija en suelo británico, que supuso sanciones internacionales contra el Kremlin.