Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Lluvia, inundaciones, escombros… las condiciones meteorológicas dificultan la ayuda en Indonesia

Lluvia, inundaciones, escombros… las condiciones meteorológicas dificultan la ayuda en Indonesia
Derechos de autor
REUTERS/Jorge Silva
Tamaño de texto Aa Aa

La costa oeste de Java y el sur de la isla de Sumatra han quedado completamente devastadas.

El tsunami en Indonesia, que golpeó el sábado el litoral del estrecho de Sonda, ha dejado más de 400 muertos y a miles de personas sin hogar.

Entre inundaciones y escombros, los equipos de rescate y las organizaciones de ayuda humanitaria se esfuerzan para encontrar a los 159 desaparecidos y ayudar a los miles de damnificados.

Sin embargo, las malas condiciones meteorológicas no dejan de complicar sus tareas.

"En el camino nos detuvimos en el refugio donde se alojaban personas afectadas por el tsunami y con casas que quedaron inundadas. Dicen que las mareas muy altas, la lluvia y tal vez los escombros del tsunami están impidiendo que el agua baje y que las inundaciones retrocedan", explica Rosemarie North, directora de comunicación de la FICR.

El número de heridos se eleva a casi 1500. La lluvia de los últimos días empeora la situación para los que se encuentran en estado más grave.

"Nuestra atención se centra principalmente en las colinas, donde unas 16.000 personas se han refugiado de la costa, se están alojando con sus amigos y familiares y también en mezquitas y escuelas. La Cruz Roja les está entregando agua, pero también lonas, mantas, suministros de emergencia y atención médica", añade Rosemarie North.

Las autoridades han pedido a la población que se aleje de la costa, ya que el volcán Krakatoa sigue rugiendo. Creen que el tsunami del sábado habría sido provocado por una erupción de este volcán, ya que no hubo ningún terremoto que lo desencadenara.

Estas tareas de rescate coinciden con el decimocuarto aniversario del gran tsunami ocurrido en 2004, una tragedia que afectó a varios países a lo largo del océano índico y que dejó más de 230 mil muertos.