Víctor Lapuente: "La ultraderecha se domestica al tocar las instituciones"

Lapuente es profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo
Lapuente es profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo
Tamaño de texto Aa Aa

La irrupción de partido ultraderechista Vox en el parlamento de Andalucía y su papel clave en el histórico cambio de Gobierno que se ha producido en esta autonomía del sur de España ha disparado muchas alarmas en Europa, donde existe una larga tradición de cordones sanitarios para mantener a estas formaciones lejos del poder. Hemos hablado al respecto con el politólogo Víctor Lapuente, profesor de Ciencia Política de al Universidad de Gotemburgo, quien alerta del peligro de esta estrategia de aislamiento:

Víctor Lapuente: "A corto plazo, los cordones sanitarios parece que funcionan. Pero a medio y largo plazo, parece que se van quemando opciones. Van quemando primero las opciones de izquierda, luego las opciones de derecha y al final se forman como en Francia unas coaliciones de exmiembros de izquierda y exmiembros de derecha para parar a la derecha, que se convierten en el último muro de contención frente a la extrema derecha y si falla eso, y a Macron parece que no le están yendo muy bien las cosas, lo que nos podemos encontrar es con una ultraderecha que alcance el poder".

De hecho, el profesor Lapuente considera que el mejor freno al auge de la ultraderecha es su integración en gobiernos de coalición:

Víctor Lapuente: "Puede resultar desagradable para muchos votantes y para muchos políticos, pero a medio y largo plazo, lo que haces es desactivarlos. De alguna manera, la ultraderecha se domestica al tocar las instituciones y de eso se trata con los partidos antisistema. Hay que domesticarlos, están furiosos en la oposición y hay que invitarlos a las instituciones para que se vayan domesticando y al final vayan implementando las políticas que se encuentran dentro del marco constitucional".

¿Se puede aplicar la misma receta cuando hablamos del problema con el independentismo catalán?

Víctor Lapuente: "Hay mucho paralelismo entre lo que ha hecho Sánchez con los independentistas y lo que ha hecho el Partido Popular y Ciudadanos con Andalucía. Creo que es una estrategia muy saludable intentar extraer lo máximo que puedas de las formaciones radicales, ya sea de los nacionalistas en el caso de Sánchez y de la extrema derecha en el caso de PP y Ciudadanos en Andalucía, para conseguir sus votos, que te los van a dar gratis, y luego tú imponer unas políticas de centro-izquierda en el caso de Sánchez o de centro-derecha en el caso de Ciudadanos y PP. De esta manera, sobrevive la alternativa política, la alternancia política, que yo creo que es esencial para la supervivencias de nuestras democracias, que no nos convirtamos en una opción de partidos tradicionales frente a la ultraderecha, sino que haya una alternancia entre opciones de izquierda y derecha".