Última hora

Última hora

May no obtiene concesiones de Bruselas para su plan de Brexit

May no obtiene concesiones de Bruselas para su plan de Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

No obtiene concesiones para su plan de Brexit. Theresa May ha vuelto a 'casa' tras su paso por Bruselas, sin lograr avances en un acuerdo diseñado en Londres, con peticiones que son rechazadas en la capital europea. Tras reunirse por separado con los líderes de la UE para tratar de 'renegociar' la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la primera ministra se marchó con las manos vacías.

"He dejado claro que debemos garantizar cambios jurídicamente vinculantes en el acuerdo para hacer frente a las preocupaciones que el Parlamento del Reino Unido tiene sobre la salvaguarda irlandesa. Si logramos cambios, junto con el resto del trabajo realizado sobre los derechos de los trabajadores y otros temas, obtendremos una mayoría estable en el Parlamento, e impulsaré ese plan. No va a ser fácil. Pero lo más importante es que el presidente Juncker y yo hemos acordado que las conversaciones tratarán de buscar una manera de superarlo, una manera de llevarlo más allá de los límites establecidos", declaraba Theresa May.

Donald Tusk se comprometió a intentar avanzar y recibió una reprimenda por sus comentarios sobre un lugar 'especial en el infierno' para los que fomentaron el Brexit sin concebir un acuerdo.

"He hablado con el presidente del Consejo Europeo sobre el lenguaje que utilizó y que causó una gran consternación en el Reino Unido. Le he dicho que ambos debemos trabajar para garantizar que, en el futuro, podamos establecer una relación estrecha entre el Reino Unido y la Unión Europea. Debería centrarse en ello", añadía la primera ministra británica.

El asunto de la frontera irlandesa fue objeto de conversaciones previas con altas instancias de la política europea. El bloque comunitario descarta la renegociación.

"Para nosotros, un seguro sobre la salvaguarda, sin límites temporales, es absolutamente clave. Si hay problemas con este seguro, como se prevé ahora en el acuerdo del Brexit, nuestra propuesta es tratar de resolver el problema en la declaración política. Porque, como parlamentarios europeos, desde el primer día, estamos dispuestos a mejorar nuestra declaración política para hacer que sea más vinculante", afirmaba Guy Verhofstadt, negociador de la UE para el Brexit.

Así, Londres vuelve a acaparar la atención. May debe convencer al Parlamento del Reino Unido de que respalde cualquier propuesta que surja de sus reuniones en Bruselas. Eso puede implicar tender la mano a la oposición. Su líder, Jeremy Corbyn, acaba de establecer sus términos de compromiso, en los que incluye la suscripción permanente de una unión aduanera; una propuesta difícil de entender para la primera ministra. A menos de dos meses de que se consume el Brexit, la opinión pública británica está tan dividida como sus líderes políticos y en función de su punto de vista, el asunto representa el cielo para unos y el infierno para otros.