Última hora

Última hora

Francia no baja el tono en la crisis diplomática con Italia

Francia no baja el tono en la crisis diplomática con Italia
Tamaño de texto Aa Aa

Francia no baja el tono tras llamar consultas a su embajador en Italia. La reunión entre el vicepresidente italiano y los chalecos amarillos ha sido la gota que ha colmado el vaso. El Gobierno de Macron ha defendido que ellos siempre informan a las autoridades cuando visitan un país extranjero. El portavoz del Ejecutivo francés ha apuntado que Roma debería hacer lo mismo: "durante muchos meses, Francia ha sido objeto de repetidas acusaciones y ataques sin fundamento por parte de dos miembros del Gobierno italiano, el Sr. di Maio y el Sr. Salvini. Hubo un llamado a votar en contra del presidente, a apoyar el movimiento de los "chalecos amarillos", a cuestionar las iniciativas de Francia en África. Y luego vino la visita del Sr. di Maio a Francia, y cuando un ministro de un Gobierno extranjero visita Francia, para encontrarse con los chalecos amarillos, hay que informar al Gobierno como parte de la etiqueta, la cortesía y el concepto más básico de la diplomacia, para informarles de la visita"

Mientras, Italia defiende la visita de su vicepresidente. El ministro de transporte italiano, Danilo Toninelli, ha apuntado que están en su derecho de reunirse con quien quieran: "el hecho de que Di Maio y el Movimiento 5 Estrellas, una fuerza política mayoritaria en Italia, se reunieran con algunos representantes de una fuerza política de la oposición en Francia no es extraño y no pretende ejercer ninguna presión sobre el Gobierno francés. Ellos están aliados en Europa con los partidos políticos de la oposición en Italia. ¿Es extraño? ¿Tenemos que protestar por esto?"

Las relación entre ambos, tradicionalmente cercana, se han vuelto más tensa desde mediados de 2018, con Di Maio y el ministro de Interior, Matteo Salvini, enfrentándose a Macron y a Francia, principalmente por la política migratoria