Última hora

Última hora

Víctimas de abusos se reúnen con representantes de la Iglesia católica

Víctimas de abusos se reúnen con representantes de la Iglesia católica
Tamaño de texto Aa Aa

Este jueves tiene lugar en el Vaticano la esperada reunión de obispos convocada por el papa Francisco por los numerosos casos de abusos sexuales a menores destapados en todo el mundo.

Sin embargo, antes ha sido el turno de palabra de algunas de las víctimas. Varios representantes eclesiásticos se han reunido este miércoles con once de ellas durante más de dos horas.

"Creo que el encuentro fue muy productivo y que los cuatro organizadores estuvieron muy receptivos a lo que les contamos. En mi caso en concreto presenté una carta al arzobispo Scicluna sobre cómo podría hacer que la transparencia fuera efectiva y para mi satisfacción, él fue muy receptivo a mi mensaje", decía una de las víctimas.

Esa es una de las principales demandas de las víctimas: que haya transparencia y que se lleven a cabo acciones concretas contra aquellos que protegieron a los sacerdotes que violaron y abusaron de niños.

"Me violaron y abusaron de mí cuando tenía 12 años. El sacerdote que lo hizo era conocido por el obispo ya que descubrieron que había abusado de otros niños en otras tres parroquias antes de que lo transfieran a la mía. Mi caso podría haberse evitado si el obispo hubiera hecho lo correcto", se lamentaba un hombre.

Los casos de abuso de menores en el seno de la Iglesia son innumerables en todas partes del mundo.

"Yo amaba a la Iglesia cuando era pequeña y cuando tenía siete años fui violada por el párroco. Y en ese momento, dejé a la niña que era en el suelo del baño. Fui la primera de los casos que se conocen, en 1947, y él continuó violando a más durante al menos cuatro décadas. Y eso es intolerable y lo que queremos que se aborde y se detenga", decía una mujer.

Aunque las víctimas aseguran que han sido escuchadas, lamentan la falta de concreción y de medidas para luchar contra los abusos y los encubridores y exigen acciones contundentes y creíbles por parte de la Iglesia.