Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Mesa de diálogo en Nicaragua avanza lentamente sin acuerdos

REUTERS/Juan Carlos Ulate
REUTERS/Juan Carlos Ulate
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La mesa de diálogo en Nicaragua avanza lentamente sin abordar temas de fondo. Tras una segunda ronda de conversaciones entre el Gobierno de Daniel Ortega y la Alianza Cívica, celebrada este jueves, la alianza opositora pidió que las reglas de negociación estén claras de cara a la adopción de posibles acuerdos. Sus miembros explicaron que el objetivo de la segunda jornada de diálogo fue "definir los aspectos de forma y funcionamiento para la claridad y la transparencia al momento de abordar los temas de fondo".

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia insisitó en tres temas que sus miembros consideran fundamentales para avanzar en las negociaciones: liberación de todos los presos políticos y restablecimiento de las libertades, derechos y garantías establecidas por la Constitución Política; reformas electorales que garanticen elecciones justas, libres y transparentes, y justicia.

Juan Sebastián Chamorro es líder opositor y miembro de la Alianza Cívica:

"En este diálogo definimos los tres temas fundamentales para la Alianza Cívica, que son la libertad de los presos (políticos), la cuestión de las elecciones y la democracia, y la cuestión de la justicia. Así que, para cada uno de esos temas, es necesario que contemos con el apoyo -como país- del apoyo internacional de las organizaciones, por ejemplo, en el caso de las elecciones, necesitamos contar con la OEA (Organización de los Estados Americanos) donde hay un protocolo firmado de reformas electorales".

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, anunció que el organismo podría actuar como "garante" del diálogo en Nicaragua.

Las negociaciones se retomaron horas después de la puesta en libertad condicional de 100 prisioneros políticos, uno de ellos, Alex Vanegas, que fue retenido por varias horas este jueves tras reiniciar su protesta al salir de la cárcel.

REUTERS/Oswaldo Rivas

La crisis sociopolítica del país ha enviado a decenas de miles de nicaragüenses al exilio, sobre todo a la vecina Costa Rica, donde tuvo lugar una protesta para exigir garantías durante el diálogo y reclamar la liberación de todos los presos.

Mónica López es una nicaragüense exiliada en Costa Rica:

"Todos los presos deben ser liberados absolutamente, no solo excarcelados, liberados significa anulados los juicios políticos en su contra."

Entre otras reivindiaciones de los exiliados, la salida de Daniel Ortega del Gobierno y la celebración de elecciones libres.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales. El Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.