Última hora

Última hora

Miedo al Brexit en el campo español

Invernaderos de Almería
Invernaderos de Almería
Tamaño de texto Aa Aa

El campo español siente vértigo ante las consecuencias del Brexit. La preocupación cunde, en especial, en los invernaderos de Almería, un mar de plásticos bajo el que crecen frutas y hortalizas que se exportan hacia el norte frío de Europa durante la mayor parte del año.

Esta provincia envió el año pasado 314.000 toneladas de productos agrícolas a Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte, lo que supuso unas ventas al Reino Unido de 274 millones de euros.

Andrés Góngora vende la mayor parte de sus productos a la cadena de supermercados británicos Tesco.

"En el 2017, (el Reino Unido) fue el tercer país en importancia en frutas y hortalizas del conjunto de la Unión Europea -dice Góngora-.Y además, el producto que llega a los mercados del Reino Unido es un producto de la máxima calidad. Por lo tanto, los precios que se obtienen de los supermercados del Reino Unido son precios muy interesantes para nosotros".

La pesadilla del campo español es tener que hacer frente a aranceles y, sobre todo, a procemientos formales de importación, con el riesgo de que sus productos se pudran en los camiones esperando recibir autorización para entrar en el Reino Unido.

Actualmente exportar a tierras británicas es muy fácil. Los tomates llegan en dos o tres días a destino, donde la gente está dispuesta a pagar más por los productos fuera de temporada. ¿Pero qué ocurrirá cuando vuelva a haber controles fronterizos?

"Sería como llevar productos a China, a Japón o a Australia -afirma Andrés Góngora-. Y sería una situación de mucha dificultad. Sobre todo, porque el volumen exportado es muy alto".

También se teme que el consumidor británico pierda poder adquisitivo con el Brexit y dé la espalda a los productos agrícolas españoles, que tendrían que buscar nuevos mercados.

El panorama no es muy halagüeño. En el mar de plásticos de Almería cruzan los dedos para que sus tomates, pepinos, calabacines y sandías sigan cruzando el canal de la Mancha.