Última hora

Última hora

La supercomputadora checa con la potencia de trecemil portátiles

La supercomputadora checa con la potencia de trecemil portátiles
Tamaño de texto Aa Aa

El superordenador dentro de este edificio está supercargando de innovación a empresas de la República Checa.

Un equipo a disposición de científicos y empresarios

Los avances del centro IT 4 Innovations en la ciudad de Ostrava alberga una máquina con la potencia de 13.000 ordenadores portátiles. Un equipo de expertos ayuda a aprovechar todo su potencial.

"Intentamos ayudar a las empresas enseñándoles cómo adoptar tecnologías de computación de alto rendimiento", cuenta Vít Vondrák, director ejecutivo del centro. "Ponemos a su disposición a expertos y les ayudamos a adoptar estas tecnologías para sus negocios".

Cascos para bebés personalizados en ocho segundos

Una de las compañías que ha aprovechado el poder de la supercomputación fabrica prótesis médicas. Entre sus productos, estos cascos impresos en 3D para bebés con plagiocefalia o deformidad en el cráneo.

El casco es ligero y respirable. Ayuda al cráneo a crecer de la forma adecuada.

Los diseñadores utilizan el superordenador del centro para calcular las medidas del casco, personalizándolo para cada niño.

La capacidad de computación extra permitirá a esta empresa aumentar la producción en su expansión por los mercados europeo y norteamericano.

"Todos nuestros productos son datos de 3D en el ordenador. Imagine que los dibuja por ordenador", cofundador y jefe de diseño del Grupo Invent Medical. "Le llevaría ocho horas. Empleando una supercomputadora los puede generar en ocho segundos".

Simulaciones digitales de accidentes para optimizar asientos

Este centro de supercomputación ha recibido 61 millones de euros de la Política de Cohesión de la Unión Europea. El estado checo ha aportado otros 10,7 millones.

Ha hecho posible la publicación de unos dosmil documentos científicos, y ha impulsado 137 proyectos empresariales.

Entre los socios industriales se encuentra esta compañía de asientos para trenes.

Usaron la supercomputadora para testar nuevos modelos en accidentes virtuales.

El empleo de prototipos digitales en lugar de reales ahorra mucho tiempo y dinero, además de conseguir productos más fuertes y ligeros.

"Los principales beneficios del superordenador para nosotros son saber cómo cambiar la estructura principal de los asientos, cómo hacer los reforzamientos, cómo optimizar el proceso de soldadura, el grosor de los tubos o de partes del asiento", detalla Radomír Bělík, ingeniero de estructuras de Borcad.

También inteligencia artificial y aprendizaje automático

Este complejo se prepara ahora para subir otro escalón. Esta primavera se instalará un ordenador de petaescala y se desarrollará tanto inteligencia artificial como aplicaciones de aprendizaje automático.

Las instalaciones trabajan casi al cien por cien de su capacidad, ayudando a científicos, ingenieros y empresarios a innovar mejor y más rápido.

"Es muy bonito ver cómo las supercomputadoras pueden resolver problemas enormes que son imposibles de solucionar sin ellas. Es algo que me hace realmente feliz", asegura Vít Vondrák.