Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Marine Le Pen: "Los agentes de Frontex son los recepcionistas de la inmigración"

Marine Le Pen: "Los agentes de Frontex son los recepcionistas de la inmigración"
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Sophie Claudet: Las elecciones europeas están a la vuelta de la esquina. ¿Espera batir su propio récord de 2014, cuando obtuvo un 25% de los votos?

Marine Le Pen: La situación de la vida política francesa es algo diferente porque ahora hay un partido más: La República en Marcha; pero lo que más deseo es que seamos los primeros en número de votos, por dos razones: primero, por una razón europea, porque quiero que seamos un gran grupo de defensores de las naciones y de oposición a esta Unión Europea, que consideramos que ha fracasado. Pero también por una razón nacional: creo que Emmanuel Macron tiene que ser derrotado en estas elecciones que podrían llamarse “de medio mandato”, para enviarle una señal: no puede continuar su segunda parte del mandato cómo comenzó la primera.

SC: Precisamente, La República en Marcha, aliado con los centristas del Modem, le sacan un poco de ventaja en los sondeos. Aun así, ¿piensa que puede hacerlo mejor que esta coalición?

MLP: Claro, pero todo esto significa algo: que somos el primer partido de Francia. Está bien que recuerde que esta lista de La República en Marcha es en realidad una lista de coalición con las formaciones Modem y Agir, y si me permite, incluso con una parte de Los Republicanos, porque el señor Juppé y el señor Raffarin, dos de los dirigentes más conocidos de este partido, han anunciado su apoyo a la lista de La República en Marcha. Y pese a todo, creo que seremos los primeros en estas elecciones europeas, porque en realidad representamos una esperanza para Europa. Esta Unión Europea ha agotado la paciencia de la gente por su carácter carcelario, sus chantajes y amenazas, y sus resultados, una vez más, muy malos. Ahora bien, se puede construir otra Europa, pero para salvar Europa, hay que alejarse de la Unión Europea.

SC: Hablaremos de ello en un instante. Ahora, ¿nos podría desvelar algunos puntos de su programa? Los tres puntos principales todavía no han sido anunciados oficialmente. ¿Podría decirnos tres puntos importantes de su programa electoral?

MLP: Tenemos tres puntos importantes que consisten en recuperar las protecciones. En primer lugar, la protección de las naciones, es decir, la supresión del espacio Schengen. Es evidente que es urgente recuperar el control de nuestras fronteras. Podemos contemplar una estructura como Frontex, guardacostas internacionales, pero que solo actuaran a petición de los estados que se enfrentan a un flujo migratorio masivo. Sin embargo, debemos recuperar el control de nuestras fronteras.

En segundo lugar, hay que frenar la competencia desleal internacional, es decir, no podemos permitir que las producciones que no tenemos derecho a cultivar o fabricar aquí, sean importadas a la Unión Europea, con el fin de evitar la competencia desleal internacional.

Y, en tercer lugar, hay que eliminar los tratados de libre comercio porque son el contramodelo ecológico en todo su esplendor. Tenemos que volver a una auténtica política de localismo, de producción cercana, porque eso es lo que va a preservar nuestros territorios y nuestro planeta.

SC: Volvamos al último punto… ¿no cree que una Europa unida es precisamente más fuerte en el comercio internacional, para poder enfrentarse a China o Estados Unidos? ¿No es mejor estar unidos que dispersarse de manera soberanista? ¿No somos más fuertes 28…pronto 27?

MLP: Disculpe, pero ya nos han vendido esa teoría...Hace 25 años que estamos bajo el paraguas de esa filosofía. Lo menos que podemos decir es que la Unión Europea, como estructura supranacional, solo ha aportado puntos débiles: la zona euro, que es la zona de crecimiento más débil del mundo; una desindustrialización masiva de nuestros países, un paro que no cesa de aumentar, una pobreza que también aumenta, un bajo nivel de seguridad sanitaria por culpa de las importaciones masivas…y todo esto no es suficiente. En cambio, las naciones que cooperen juntas, que decidan cooperar, no tienen que ser forzadas a hacerlo yendo en contra de sus intereses, y si deciden cooperar, que sea porque ven un interés para construir proyectos. Esa es nuestra visión. Es el caso de Airbus, por ejemplo. Eso funciona.

SC: Ya pero sin la Política Agraria Común no creo que la agricultura francesa pudiera sobrevivir…

MLP: Sí, bueno, discúlpeme, pero durante siglos ha sobrevivido sin la PAC…

SC: Sí pero tenemos un modelo económico muy diferente…Sin esta ayuda europea a los agricultores franceses de 9 mil millones, 7 mil millones en ayudas directas, la agricultura francesa no sobreviviría…

MLP: Sí pero ese dinero no se fabrica en un sótano de la Unión Europea. El señor Juncker no tiene una cueva con una máquina de hacer dinero. Ese dinero sale del bolsillo de los franceses. En realidad, hemos pagado…Hemos pagado 100 mil millones netos en 20 años. Por lo tanto, es completamente legítimo que recibamos una pequeña parte de lo que hemos contribuido. Ahora, objetivamente, si observamos los resultados de la PAC en comparación con sus objetivos, ¿está segura de que los agricultores franceses tienen motivos para estar satisfechos? Porque yo lo que veo es la desaparición del modelo de las explotaciones familiares. Yo lo que veo son agricultores que deben competir con producciones que no respetan las normas impuestas. Yo lo que veo es que las protecciones que se implementaron como las cuotas lácteas, han desaparecido poco a poco. Así que, sinceramente, hoy no se puede decir que la PAC haya cumplido su misión, más aún cuando se prevé reducirla en un 5%.

SC: Hablemos de ese punto tan importante: el periodo después de las elecciones europeas. Usted tiene la intención de formar un grupo más grande del que ya tuvo dificultades para crear en 2014, y finalmente en 2015. Con el auge de los movimientos nacionalistas en Europa, se espera un grupo más amplio. ¿Está flirteando con los nuevos partidos como Vox por ejemplo?

MLP : Estamos debatiendo con todo el mundo. Matteo Salvini…

SC : Evidentemente, él ya está en su grupo.

MLP: Precisamente a Matteo Salvini le hemos pedido que sea quien recorra algunas capitales europeas para intenta encontrar nuevos aliados. Seremos más numerosos, está claro, pero evidentemente queremos seguir creciendo. Incluso tenemos la ambición, o en todo caso el sueño, de poder constituir un gran grupo de defensores de naciones en el que podamos encontrar una grande parte de los conservadores y reformistas, puede que del Grupo Europa de la Libertad y Democracia Directa, y también de la Europa de las Naciones y la Libertad.

SC : Pero, ¿no le molestan las derivas antidemocráticas de algunos de sus posibles aliados? Pensemos en Vox…le hablo de este caso porque es bastante nuevo en el escenario político. Vox se ha abierto camino en las regionales de Andalucía. Es un partido que incluso se apoya en tesis sexistas, que quiere derogar la ley sobre violencia de género, que quiere prohibir el aborto y las subvenciones para el aborto... Usted, como presidenta de un partido, como mujer, ¿dónde se posiciona respecto a aliados como este?

MLP : Mire, Vox es una escisión del Partido Popular. No provienen de ningún extremismo…Es solo una sección del Partido Popular. A nadie en el PP le molestaba que se manifestaran estas teorías. Así que vemos que tenemos una visión que es, una vez más, ideológica. Pero yo, yo soy una soberanista. Soy una demócrata. Considero que corresponde al pueblo español decidir por sí mismo y si VOX registra un aumento electoral espectacular es, probablemente, porque lo que expresa corresponde a las preocupaciones de los españoles. Yo no interfiero en los asuntos españoles y creo que ese es el problema de la Unión Europea, que en un momento dado quiere imponer un modelo único a los países, que lamento recordarle, pero son diferentes: tienen una cultura y una historia diferente. Sin duda tenemos una cultura europea común, pero cada uno de nosotros tiene sus propias especificidades, a veces incluso una identidad económica, puntos fuertes y puntos débiles. Y menos mal, porque dice "Unidos en la diversidad", pero dígame, ¿dónde está hoy en día la diversidad en una Unión Europea que quiere que todo el mundo sea engullido en la misma salsa? Nunca he visto nada en VOX por lo que pueda decir que son antifeministas.

SC: Háblenos de esta alianza europea de naciones. No quieren saber nada de la Unión Europea…en todo caso en su forma actual…pero ¿qué quiere decir exactamente Alianza Europea de Naciones?

MLP : Es simple. Siempre hemos mezclado Europa y la Unión Europea. Cuando hablamos de la Unión Europea hablamos de Europa, pero yo separo completamente los dos términos. Es como si usted me dice que está en contra de la aviación, pero yo estoy a favor porque creo que es una formidable aventura humana. Sin embargo, estoy en contra de las compañías aéreas. La Unión Europea es la compañía aérea que decide cambiar de compañía porque quiere una organización europea. Quiero que las naciones se pongan de acuerdo en algunos ámbitos, pero no en las condiciones actuales. No quiero que haya una comisión que tome iniciativas legislativas, una comisión constituida de gente que no ha sido elegida y que no rinde cuentas a nadie, y a quien no consiento que tenga la voluntad de defender los intereses, sobre todo los de Francia.

Hay un Consejo y un Parlamento europeo. Son las dos estructuras democráticas. La Comisión por ejemplo debe ser exclusivamente una especie de secretario técnico y no una especie de dios, que es en lo que se ha convertido poco a poco, ya que ha acaparado poderes que no debería haber tenido. Creo que en una serie de temas hemos perdido las grandes revoluciones del siglo XXI. La Unión Europea nos ha hecho fracasar en inteligencia artificial, por ejemplo, y también en la protección de nuestras empresas europeas contra la extraterritorialidad de la legislación estadounidense. En la actualidad estamos colonizados digitalmente por Estados Unidos y China. Hace 20 años Europa lideraba el mercado digital con Nokia y otras empresas. Éramos nosotros los que estábamos a la cabeza, y en 20 años, la Unión Europea nos ha hecho perder ventaja porque una vez más, no se interesa por los sectores en los que debería trabajar.

SC: ¿Cree que Francia, sola, podría rivalizar con China y Estados Unidos?

MLP: Pero Francia ella sola ha conseguido crear gigantes mundiales. Y desde entonces, estos gigantes se han hundido uno detrás de otro. Así que sí, creo que Francia ella sola puede, pero no es el punto de mi discurso. Francia puede hacerlo sola pero creo que debe hacerlo con Italia, con Hungría, con Austria y Polonia, con los países que también tienen ganas de proteger nuestras empresas y nuestra soberanía, y proteger también a nuestros países de la inmigración misiva, que hoy en día es un gran problema.

SC : ¿No cree que sería posible una política europea de inmigración organizada y constructiva? ¿O mejor que cada uno se las arregle como pueda?

MLP : No, y le voy a decir por qué. ¿Usted cree que yo confiaría a la Comisión europea la delicada tarea de luchar contra la inmigración? La Comisión europea está a favor de la inmigración, en todo caso es lo que dicen: “para salvar nuestras jubilaciones y aumentar la natalidad, necesitamos la inmigración.” En el caso de Alemania, creo que ahora se muerden los dedos y que precisamente la señora Merkel, después de haber acogido a un millón de migrantes, está apretando las tuercas. A mí me da igual, es asunto suyo, pero el problema es: cuando Merkel permite la entrada de un millón de personas, ¿cuántos centenares de miles vienen a Francia? Eso sí que me parece un problema. Mire, que cada país asuma las consecuencias, que cada uno escoja su política de inmigración, pero confiar a la Comisión la gestión de la inmigración, no.

SC :¿Pero usted cree en una policía fronteriza europea como es Frontex?

MLP : Por qué no, pero repito, si actúan de manera complementaria a la protección de cada país de sus propias fronteras y de la gestión de su propia política de inmigración. Si mañana Grecia se enfrenta a un flujo migratorio masivo, deberá proteger ella misma sus fronteras, y podrá llamar a Frontex como Mali llama al Ejército francés para ayudarle cuando se encuentra en dificultades. En ese caso, por qué no. Pero hoy en día, ¿qué es Frontex? Es una especie de recepcionista de la inmigración. Frontex no está ahí para impedir la inmigración. Frontex no deporta a los clandestinos a sus países. Frontex no aborda los barcos para llevarlos a sus puertos de origen. Son como una recepcionista; gestionan los campos de refugiados y organizan todo eso. Así que, Frontex no responde a los objetivos y a las misiones que me gustaría confiarles.

SC: Hablemos ahora de política internacional, de sus relaciones en el ámbito internacional. Se sabe que es muy cercana a Steve Bannon, creador de la consultora política “El Movimiento”. Usted escogió no formar parte de esa fundación. ¿Por qué? Recuerdo que El Movimiento es la idea de agrupar a esos partidos europeos nacionalistas populistas. Además, Bannon va a organizar un gran encuentro antes de las elecciones europeas. ¿Irá?

MLP: En realidad, estamos esperando a que nos expliquen la forma y el alcance de esta fundación. Teóricamente estoy de acuerdo, es una fundación donde se puede debatir, donde se pueden organizar mesas redondas e intercambios entre expertos italianos, franceses, austriacos y españoles.

SC : ¿No le molesta que sea un estadounidense el que haya creado este proyecto?

MLP: No, porque no es una fundación europea sino mundial. Tenemos que debatir con los rusos y con los estadounidenses. Usted ve que estamos al límite de la lógica de la globalización salvaje, y me alegro, pero el día de mañana tendremos que reflexionar. ¿Continuará el comercio internacional mediante tratados de libre comercio o se llevará a cabo un comercio más justo? ¿Veremos el regreso del proteccionismo inteligente, como yo espero, o vamos a continuar con la desregulación total? Todo esto que tenemos que debatirlo a nivel mundial.

SC : Una pregunta que debo hacerle imperativamente es: ¿va a presentarse nuevamente a las elecciones presidenciales francesas de 2022 ?

MLP : No sé absolusamente nada.

SC : ¿De verdad ?

MLP : ¡Sí, de verdad!

SC : ¿No quiere dar revancha al señor Macron ?

MLP : No, no, no tengo para nada el espíritu revanchista. Nunca miro el pasado, miro más bien el futuro. Son los militantes de Agrupación Nacional quienes decidirán cuando llegue el momento quién es el mejor para representar nuestras ideas. Si me escogen, seré yo. Pero si no es así, creo que finalmente cederé el puesto…

SC : ¿Quién podría ser?

MLP : No sé! Aún no sé quién podría ser el candidato. Yo solo quiero que ganemos, sea quien sea el que obtenga la victoria. Quiero que ganemos porque pienso que mi país va muy mal y que cada día que pasa se ve que nuestro país se debilita y que hace falta cambiar de dirección urgentemente.