Última hora

Última hora

Julian Assange deniega su consentimiento a ser extraditado a Estados Unidos

Julian Assange deniega su consentimiento a ser extraditado a Estados Unidos
Tamaño de texto Aa Aa

Julian Assange se niega a ser extraditado. Desde prisión, y a través de videoconferencia, el fundador de Wikileaks denegó este jueves su consentimiento a la petición de Estados Unidos de ser extraditado.

"No deseo entregarme para ser extraditado por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y ha protegido a muchas personas", dijó el activista en su declaración.

En el exterior del tribunal londinense , donde decenas de manifestantes mostraban su apoyo al activista australiano, su abogada Jennifer Robinson confirmaba cual será la próxima batalla a librar: "Obviamente estamos preocupados por la dureza de la sentencia de ayer, pero ahora toca enfrentarse a los procedimientos de extradición y prepararnos para ellos, ese es nuestro nuevo objetivo".

Tras pasar siete años en la embajada de Ecuador en Londres, Assange cumple en la capital británica una condena de 50 semanas por incumplir en 2012 las condiciones de libertad condicional, pero desde el otro lado del océano le reclaman por las numerosas filtraciones publicadas en su famoso sitio web.

"Si un periodista puede ser extraditado a un país al que no le gusta lo que se dice de él en la prensa, esto sienta un precedente muy feo para todos los periodistas de cualquier parte del mundo", recuerda el representante de Assange, Richard Hillgrove, "Ya que esos periodistas podrían ser extraditados a los países más preocupados por lo que estos publican. Así que Assange se mantiene firme en el hecho de que es periodista. Y la única manera con la que pueden intentar o incluso justificar su salida de este país es sugiriendo que no es un periodista".

El caso Wikileaks

De ser finalmente extraditado y juzgado en Estados Unidos, Assange se enfrentaría a una posible pena de hasta cinco años de cárcel por un presunto delito de intromisión informática. Las acusaciones hacen referencia a la filtración, en 2010, de casi medio millón de documentos secretos a través de Wikileaks, con la que, según defienden desde Washington, habría puesto en serio peligro la seguridad nacional del país.

El magistrado ya ha informado de que el juicio, que arranca el próximo mes, durará probablemente varios meses. Pero podrían ser aún más. La abogada de Julian Assange y sus muchos partidarios dicen que se están preparando para una pelea "a vida o muerte" para Assange, alegando que este podría ser torturado por los Estados Unidos. De ser el resultado de este juicio negativo para sus intereses, el equipo de Assange ya ha confirmado que apelará al Tribunal Superior o incluso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.