Última hora

Última hora

Juicio al gurú que tuvo miles de esclavas sexuales con ayuda de una actriz de Smallville

Juicio al gurú que tuvo miles de esclavas sexuales con ayuda de una actriz de Smallville
Derechos de autor
REUTERS/Shannon Stapleton
Tamaño de texto Aa Aa

Keith Raniere, un estadounidense de 58 años, había encontrado el truco para conseguir satisfacer su apetito sexual a diario, durante al menos veinte años. Se hizo gurú de una secta llamada Nxivm (pronunciado Nexium).

Raniere estaba rodeado por al menos 15 mujeres que, bajo a su influencia, le ayudaban a ampliar su harén de esclavas sexuales. El sistema criminal de Raniere fue descubierto y revelado por el periódico The New York Times en una investigación de 2017. En marzo de 2018, fue arrestado en México mientras huía y su juicio comenzó este martes en Nueva York.

La actriz Allison Mack, miembro del primer círculo

El "Gran Maestro", como lo llamaban sus seguidores, se encuentra solo en el banquillo de los acusados. Cinco mujeres, que formaban parte de su primer círculo y dirigían varias organizaciones que había fundado, prefirieron declararse culpables y, según la ley de los Estados Unidos, se salvaron de ser juzgadas. Entre ellas se encuentra la actriz estadounidense Allison Mack.

Mack, famosa por protagonizar a la mejor amiga del joven Supermán en la serie estadounidense Smallville, tenía un alto cargo en la secta y aprovechaba su popularidad para atraer mujeres.

La actriz habría participado en prácticas de la secta como marcar a las esclavas como ganado con las siglas KR y buscar información comprometedora sobre ellas con la que poder chantajearlas.

Mack ha sido acusada de tráfico sexual, extorsión, conspiración y amenazas ante un tribunal federal de Brooklyn. Se enfrenta a una condena de hasta 20 años de prisión.

La actriz se declaró culpable entre sollozos en una audiencia a principios de abril, para evitar participar en el mediático juicio. También, ha pedido perdón a sus familiares, alegando que quería hacerse responsable de sus actos.

Otra inculpada importante fue Clare Bronfman, una rica heredera del sector industrial, que financió esta estructura central.

5.000 dólares por unas prácticas de 5 días en la secta

La organización, con sede en la villa del gurú en Albania, en el estado de Nueva York, también tenía centros en Los Ángeles, Vancouver y ciudades en México. En su apogeo, contaba con hasta 16.000 miembros que, por la "modesta" suma de 5.000 dólares podían participar en unas prácticas de cinco días, con las que "actualizar su potencial humano" (según la publicidad de "Nxivm") a través del sexo.

Los más adictos se endeudaron tanto que terminaron teniendo que trabajar para la red. El gurú se está enfrentando a cadena perpetua.