Última hora

Última hora

¿Puede realmente la serie 'Por trece razones' aumentar el número de suicidios de adolescentes?

¿Puede realmente la serie 'Por trece razones' aumentar el número de suicidios de adolescentes?
Derechos de autor
Photo by Andrik Langfield on Unsplash
Tamaño de texto Aa Aa

Un estudio revela que la tasa de suicidio entre los adolescentes en Estados Unidos ha incrementado, tras el primer mes de emisión de la serie "Por trece razones", en marzo de 2017.

Producida por Netflix, "Por trece razones" (13 Reasons Why, en inglés) comienza con el suicidio de la protagonista Hannah Baker, quien envía 13 cintas a sus compañeros de clase en las que explica cómo todos ellos contribuyeron a que tomara esa fatal decisión. Durante la trama, se va desvelando que la joven ha sido víctima de acoso sexual y escolar ante la mirada pasiva, a veces cómplice, de algunos de los personajes.

La revista de psiquiatría adolescente estadounidense Journal of the American of Child and Adolescent psychiatry30288-6/fulltext) ha evaluado las tasas mensuales de suicidio, entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2017, teniendo en cuenta el antes y después de la difusión de la serie.

La investigación ha revelado que la tasa general de suicidio entre los jóvenes de 10 a 17 años aumentó significativamente en el mes posterior al estreno de "Por trece razones".

Pero, ¿puede realmente un producto de ficción tener un efecto directo sobre las tasas de suicidio adolescente? Euronews ha contactado varios expertos en psicología para analizar esta cuestión.

"Sirve para sensibilizar"

Iván Pico, psicólogo social y educacional, ha escrito un artículo sobre la serie en la página de psicopico.com. El experto no descarta que sea "por el efecto llamada" que los adolescentes se hayan quitado la vida en Estados Unidos y señala que "si es vista por personas sin herramientas emocionales adecuadas puede ser malinterpretada".

"Me parece una serie que a pesar de ser llevada a casos extremos sirve para sensibilizar sobre un problema más común de lo que parece", indica a Euronews y opina que esta serie es educativa, pero que debería "hacer más énfasis en la prevención y las soluciones reales y no solo en la parte del conflicto interno".

En su análisis de la serie, enfatiza que uno de los factores más relevantes de la serie es la relación de los personajes adolescentes con sus padres, a los que retrata como "ausentes y poco comunicativos", así como la respuesta inadecuada del centro escolar, que acaba por culpabilizar a la víctima para limpiar su reputación. Pico insiste que "la comunicación es fundamental para prevenir estos actos".

Y no solo la falta de comunicación con la familia o los educadores es una problemática que se pone de relieve en esta ficción, sino también los tabús, como las tramas sobre orientación sexual en las que se observa cómo los estadounidenses aún no han normalizado la homosexualidad.

"El miedo o la vergüenza a hablar de ciertos temas es una barrera que si no se supera se acumula y cada vez se hace más alta de superar", indica.

Por otra parte, el psicólogo indica que "una de las causas más frecuentes (del suicidio) es la presión por el perfeccionismo. El querer ser aceptado por todos y ser el mejor, cuando no es necesario para tener una vida plena".

Este es un argumento que también aparece en la serie, dice que la protagonista sufre una constante necesidad de ser perfecta, que confunde en ocasiones con el estatus social. "Las causas pueden ser muy similares a las que le afectan a un adulto, lo que pasa es que sin saber manejarlas emocionalmente se magnifican demasiado".

En la serie también está muy presente cómo el mal uso de las redes sociales puede dañar la vida de los adolescentes. Por ejemplo, Hannah es víctima de ciberacoso en varias tramas.

Pico explica que "las redes sociales son un ente que lo magnifica todo y lo transmite en tiempo real tanto lo bueno como lo malo. Por lo que es fundamental educar en su buen uso".

Para terminar, el experto cree que la protagonista tiene una importante carencia de inteligencia emocional, lo que la impide comunicar correctamente sus problemas, clave para encontrar soluciones.

"Se debería hablar de inteligencia emocional tanto en casa como en los colegios y actividades de los adolescentes. La inteligencia emocional o el desarrollo emocional debería ser una asignatura obligatoria en todas las instituciones educativas. Sería la mejor prevención y fomentaría la comunicación en la búsqueda de soluciones a conflictos, sean del tipo que sean".

El suicidio es multifactorial

Glòria Iniesta, maestra de educación primaria, especializada en pedagogía en conducta suicida y miembro de la asociación española APSAS que ayuda a los jóvenes a no dar el paso. Explica que tienen muchas demandas de profesores que quieren asistir a sus talleres y esto "denota una realidad".

Iniesta dice que la serie está bien realizada, porque destapa varios tabúes y muestra que el suicidio es multifactorial. Como adelanta el título, Hannah no tiene una única razón para suicidarse, sino trece.

Sin embargo, algunos de sus elementos sí pueden influir negativamente en la audiencia. Iniesta explica que "la protagonista es presentada como una heroína en busca de venganza, lo que justifica su suicidio y esto es un primicia erronéa, puesto que los adolescentes suelen 'contagiarse' de lo que ven, es el efecto Werther".

Sin embargo, piensa que para un adolescente que piense en suicidarse haber visto "Por trece razones" puede ser solo "un factor precipitante y no determinante". "La gota que colma el vaso".

La maestra piensa que la comunicación con los más jóvenes es fundamental para protegerles si no "estamos fallando como sociedad" y recomienda ver la serie acompañado, para después comunicar con alguien en caso de necesidad.

Iniesta dice que las redes sociales son a la par un medio útil para ser escuchado, si uno atiende a un grupo especializado como número de la esperanza, o nefasto y da el ejemplo de la ballena azul o de momo. Piensa que desde pequeños hay que enseñarles "mecanismos de defensa contra estas redes".

Ella insiste en que nunca hay que juzgar al que sufre y siempre escucharle realmente, sin recurrir frases hechas como "todo va a ir mejor", sino explorando a fondo el problema para su recuperación.

En su opinión, "los niños están sobreprotegidos y desarrollan pocas herramientas para gestionar la frustración", una pieza clave en su crecimiento. Esto desencadena dinámicas nocivas como el acoso escolar, y su trabajo consiste en comprender porque los acosadores obtienen satisfacción al hacer daño a los demás y ayudar a las víctimas a diferenciar lo que es el acoso escolar de un conflicto puntual.

APSAS se caracteriza por explorar el problema, acompañar y comunicar con las personas que piden ayuda.

El efecto Werther toma su nombre de la novela del siglo XVIII de Johann Wolfgang von Goethe, 'Las penas del joven Werther', que narra el suicidio de la protagonista por amor. En psicología, se conoce como el efecto contagio que puede tener el suicidio de una persona célebre, por ejemplo cuando la actriz estadounidense Marilyn Monroe se quitó la vida en 1962, hubó una epidemia de suicidios. Por ello, algunos centros de prevención desaconsejan publicar noticias relacionadas con el suicidio.

"Muchos profesionales no se pueden imaginar cómo pueden verse afectados los adolescentes"

Javier Jiménez, psicólogo especialista en psicología clínica y presidente de la asociación española de investigación, prevención e intervención del suicidio RedAipis ,dice que habría eliminado la escena en que vemos a Hannah suicidarse.

También, coincide con Iniesta en que la protagonista, al aparecer como una heroína que busca venganza y culpabiliza a los demás protagonistas, no es un buen ejemplo para los jóvenes. Pero, está de acuerdo con que se den a conocer ciertas situaciones de la historia, como las agresiones sexuales o el acoso escolar, puesto que "muchas personas e incluso muchos profesionales no se pueden imaginar como pueden verse afectados los adolescentes".

Jiménez también insiste en que el suicidio se debe a múltiples causas e indica que es importante tener una buena red de apoyo para salir adelante.

No cree que "Por trece razones" haya incitado a los jóvenes a quitarse la vida y dice que la investigación debería haber indagado más, y haber buscado las verdaderas causas.

"A mí me causa más preocupación el acoso escolar que la serie".

Termina por decir que las investigaciones no son 100% ciertas, porque, por ejemplo, no se tiene en cuenta a las personas que se intentan suicidar en casa, que fallan y no van al hospital.

Incluso, dice que las investigaciones deberían centrarse más en explorar los numerosos desencadenantes, para luego poder ayudar a las personas con mayor antelación y con mayor conocimiento.

RedAipis ayuda a las personas orientándoles de manera telefónica o por correo electrónico,y elaborando guías de distintos tipos, según la necesidad de la persona.

Si lo estás pasando mal y por tu mente pasan IDEAS DE SUICIDIO, por favor, LLAMA a cualquier hora, cuanto antes, AHORA, a uno de estos teléfonos:

* Emergencias: 112 (España)

* APSAS: 699 86 11 64

* RedAipis : info@redaipis.org​

En cifras

España

Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2017 se produjeron 15.837 fallecimientos por causas externas, 169 más que en el año anterior (un 1,1%).

El suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa, con 3.679 fallecimientos, un 3,1% más que en 2016 y 2.718 hombres se suicidaron contra 961 mujeres.

Europa

Eurostat dictamina en 2018 que "Lituania registró con diferencia la tasa más alta de suicidios entre los Estados miembros de la UE con 30 suicidios por cada 100 000 habitantes. Le siguieron Eslovenia, Letonia y Hungría, Bélgica y Croacia y Estonia . Al contrario, las tasas más bajas de suicidio se registraron en Chipre (4 suicidios por cada 100 000 habitantes), Grecia, Italia, el Reino Unido, España y Malta. A nivel de la UE, la tasa media de suicidios se situó en 11 muertes por cada 100 000 habitantes en 2015".

Mundial

Conforme a la Organización Mundial de la Salud, "el suicidio es la segunda causa de defunción entre las personas de 15 a 29 años. 800 000 personas se suicidan cada año y estiman que cada 40 segundos muere una persona por suicidio".

"La mortalidad por suicidio es superior a la mortalidad total causada por la guerra y los homicidios, un 57% y el 75% de los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos".