Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Fallece Alfredo Pérez Rubalcaba, el profesor de química que fue clave del socialismo español

Fallece Alfredo Pérez Rubalcaba, el profesor de química que fue clave del socialismo español
Derechos de autor
CC Flickr @ Rubalcaba38
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha fallecido hoy, a los 67 años, a causa del ictus que sufrió este miércoles, según un comunicado del Hospital Puerta de Hierro Madajahonda, donde estaba ingresado.

La capilla ardiente del político socialista se instalará esta tarde a partir de las 20:30 horas en el Congreso de los Diputados, del que fue miembro durante más de dos décadas.

Pérez Rubalcaba, de 67 años, ingresó en situación de "extrema gravedad" en el hospital Puerta de Hierro, en las afueras de Madrid, tras sufrir un desvanecimiento en su domicilio, que resultó ser un infarto cerebral.

Desde que se conoció la noticia numerosas personalidades españolas le han enviado mensajes de ánimo y apoyo, entre ellas, el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, el también socialista Pedro Sánchez.

También sus rivales políticos como el eurodiputado Esteban González Pons y el diputado de Ciudadanos Albert Rivera. También la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena.

Pieza clave del Partido Socialista desde la transición

El político español, que abandonó la política activa en 2014, fue durante años un referente del Partido Socialista y llegó a ser candidato a presidente del Gobierno en las elecciones generales de 2011.

Fue vicepresidente del Ejecutivo entre 2010 y 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, y posteriormente fue líder del Partido Socialista (PSOE) entre 2011 y 2014, cuando fue sustituido por Pedro Sánchez, tras un congreso extraordinario del partido.

Además, ejerció como ministro de Educación (1992-93), ministro de la Presidencia (1993-96) y del Interior (2006-2011), en cuyo mandato se dio por finalizado el terrorismo de ETA, después de que la banda declarara "el cese definitivo de su actividad armada" en 2011.

El histórico dirigente socialista está considerado un hombre inteligente, eficaz y gran negociador, virtud reconocida también por sus adversarios políticos.

El 29 de diciembre presentó su candidatura a la Secretaría General, cargo para el que fue elegido el 4 de febrero de 2012 en el 38 Congreso, frente a Carme Chacón.

El 26 de mayo de 2014, al día siguiente de las elecciones al Parlamento Europeo en las que los socialistas perdieron 9 de los 23 escaños, convocó un Congreso Extraordinario, al que no concurrió y en el que fue elegido Pedro Sánchez.

El 2 de septiembre de 2014 renunció como diputado y dejó la política de primera línea y se reincorporó a su puesto de profesor universitario.

Los últimos años ejerció como profesor de Química Orgánica en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid.

"Desaparece un universitario convencido y un servidor público ejemplar, que puso el diálogo y el bien común por encima de cualquier interés personal y que se reincorporó a la Universidad con la discreción y capacidad de servicio que le caracterizó toda su vida", se despidió este viernes la Complutense en un texto publicado en su página web.

Nació el 28 de julio de 1951 en Solares, Cantabria. Estudió en un selecto colegio madrileño y se doctoró en Ciencias Químicas. Era además un excelente corredor de velocidad (10,9 segundos, a 5 décimas de récord en 100 metros lisos), era aficionado del Real Madrid, de la música clásica y la novela negra.

Estaba casado con Pilar Goya, también química. La pareja no tuvo hijos.

Se afilió al PSOE a los 23 años, poco después dejó su puesto de profesor de Química en la Universidad Complutense durante tres intensas décadas dedicadas a la política de primer nivel.

Artífice de las negociaciones para el fin de ETA

Lo más destacado de su mandato fueron las delicadas negociaciones con ETA, bajo su dirección, para poner fin al terrorismo de esa banda, mientras continuaba el acoso policial, lo que le granjeó una fuerte oposición por parte del opositor y conservador Partido Popular.

Entonces tuvo que escuchar en el Parlamento calificativos hacia su persona como traidor o acusaciones de haber llevado una "política de apaciguamiento" con la banda terrorista, que no cesaron cuando en 2011 ETA declaró "el cese definitivo de su actividad armada".

Sin embargo, Rubalcaba, atleta en su juventud, acostumbrado a resistir, peleó siempre por lo que se proponía.