#EuroRoadTrip Día 42: Los jóvenes granjeros austriacos

#EuroRoadTrip Día 42: Los jóvenes granjeros austriacos
Tamaño de texto Aa Aa

Uno de los temas más importantes para los votantes rurales en las elecciones de la Unión Europea es el futuro de la Política Agrícola Común. La Comisión ha propuesto un recorte significativo del gasto agrícola para utilizar los escasos recursos financieros para hacer frente a nuevos retos como la seguridad. Pero el sector agrícola de la Unión Europea también se enfrenta a un nuevo problema: el envejecimiento de la mano de obra.

En 2016, solo el 11 % de los gestores de explotaciones agrícolas de la UE tenían menos de 40 años. La Comisión ha dado prioridad al aumento de este número, pero sigue habiendo dudas sobre cómo hacerlo. En Austria, sin embargo, tienen la mayor proporción de estos jóvenes agricultores, con un 22,2%. Georg tiene 29 años, su familia ha cultivado aquí durante 8 generaciones, desde hace unos 300 años.

Él y su esposa, Julia, piensan que, a pesar de los desafíos, la agricultura agrícola merece la pena: “Es maravilloso, el trabajo más maravilloso que puedo imaginar, se aprende de la generación anterior Es mucho trabajo, trabajas todo el tiempo desde la madrugada hasta la noche, pero siempre estás en casa con tu familia y esa es la parte más bonita”.

Cuando se les pregunta si están de acuerdo con las políticas de la UE, saben que el asunto es complicado: “Esto es complicado de responder. Por supuesto, toda la agricultura industrializada debe atender a la bioagricultura y ser considerada con un punto de vista crítico”.

“Cada agricultor tiene que seguir su propio camino y tiene que decidir en qué dirección quiere ir. Nosotros hemos decidido que queremos ser pequeños y vender directamente a los consumidores”, explica.

La granja de Georg tiene certificado DEMETER, un certificado internacional de agricultura biodinámica: “Me gusta el principio de que una granja es su propio organismo, produciendo por su cuenta con la menor influencia posible del exterior. Así que el giro de las políticas de la UE para una agricultura más ecológica juega en nuestro favor. Pero las grandes granjas son un tema a discutir”.

Julia Hofbauer, está casada con Georg y también trabaja en la granja: “Hay ventajas e inconvenientes en la UE, pero creo que las ventajas prevalecen. Es difícil tener las mismas políticas para toda la UE. En Austria todavía hay muchas explotaciones más pequeñas. Es importante no perder de vista nuestros principales objetivos”.

No muy lejos de la granja de Julia y Georg, se encuentra la de Martin Allram, de 50 años, que dejó un trabajo en la ciudad hace 25 años para hacerse cargo de la granja de sus abuelos. Martin no se arrepiente de esa decisión y piensa que otros pueden seguir sus pasos para ser un agricultor moderno, pero cree que las políticas agrícolas de la UE deben cambiar: “Creo que las ayudas de la UE que se basan en la apropiación de los campos no son correctas, porque fomentan la agricultura para crecer y tener explotaciones aún más grandes, fomentan la industria agrícola y lo que la naturaleza y la agricultura necesitan, en mi opinión, es un retorno, por así decirlo, a estructuras a pequeña escala, porque eso es lo único que es compatible con la zona en la que se encuentran los agricultores. Entonces, si tuvieramos estructuras más pequeñas, seríamos mucho mejores con la naturaleza y no necesitaríamos una gran cantidad de recursos sintéticos como pesticidas”.

Si después de las elecciones la UE no descubre cómo hacer que más jóvenes se encarguen de estos campos, entonces podría haber serios riesgos para la seguridad alimentaria en el futuro.