Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿El eslogan "puertos cerrados" del ministro de Interior italiano es solo propaganda?

¿El eslogan "puertos cerrados" del ministro de Interior italiano es solo propaganda?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

"Puertos cerrados", es el eslogan registrado por el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini. Resume bien su política migratoria. Es toda una declaración de guerra contra los barcos de las ONG. Pronto tendrán que pagar multas de unos 5000 euros por migrante rescatado. Pero en la práctica, ¿es cierto o es mera propaganda para las próximas europeas? Estamos en Lampedusa y este es Mare Jonio, el último bote de rescate incautado por las autoridades italianas. El barco está siendo investigado y no se nos permite grabar a bordo. Ni el capitán ni el propietario del barco quieren hablar con nosotros mientras esperan al interrogatorio de la Fiscalía. La orden de secuestro se anunció en los medios antes de que se comunicara a la tripulación.

"¿Nuestro crimen es que no hemos llamado a las autoridades libias -si eso puede considerarse un crimen-? En el sentido, de por qué no devolvimos a toda la gente que rescatamos a Libia”, apunta la portavoz de "Mediterranea Saving Humans". Alessandra Sciurba, añade: "la cuestión es que Libia se encuentra en estos momentos en guerra y cuando nos piden que nos pongamos en contacto con las autoridades libias nos preguntamos con quién. ¿Quiénes están detrás de esos guardacostas libios? ¿Con qué fuerzas militares tenemos que cooperar para decidir el destino de esta gente?"

A pesar de la medida: "puertos cerrados" de Salvini, más de 60 migrantes han sido rescatados en el mar tanto por este barco de caridad como por la marina italiana que desembarcó en Italia el mismo día. No han sido los únicos desde que este Gobierno asumió el poder.

Lampedusa es la isla con el mayor número de desembarcos del país. El 90% de ellos llegan de forma independiente en los llamados barcos fantasmas. La mayoría de migrantes no han sido reportados.

Según el alcalde de Lampedusa, Salvatore Martello: "el problema es la campaña publicitaria que se está haciendo sobre el tema. El propósito de la campaña es borrar Lampedusa y decir a los italianos que los inmigrantes ya no pueden llegar aquí y que los puertos están cerrados. Pero la realidad es diferente. En la vida real, los refugiados nunca han dejado de desembarcar aquí en Lampedusa y los puertos están abiertos, así que lo que ha dicho el ministro de Interior no se ajusta a la realidad".

Por primera vez en meses, el partido de la Liga pierde terreno, según las últimas encuestas. No creen que se deba a que siguen llegando migrantes, según Riccardo Molinari, líder de la Liga en la cámara baja: "absolutamente no. Los resultados son lo que realmente cuenta: todo el mundo puede ver cómo ha cambiado la situación. Solo ha habido unos pocos casos aislados en los que los puertos estaban abiertos".

La Liga cree que en realidad son esos barcos de rescate los que están librando una batalla política contra el ministro de Interior.

Lampedusa se ha convertido en el icono de la cultura de acogida en Italia desde el inicio de la crisis migratoria. A pesar de que las llegadas han disminuido, la isla no quiere acabar en el olvido.