Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Al Sarraj, presidente de Libia: "Nos atacan criminales, no un ejército profesional"

Al Sarraj, presidente de Libia: "Nos atacan criminales, no un ejército profesional"
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Fayez al Sarraj es el presidente del gobierno "de unidad nacional" en Libia, reconocido por la comunidad internacional. En pleno conflicto militar Trípoli-Tobruk habla para Euronews del papel de Europa en su país y del difícil camino de Libia hacia la democracia y la estabilidad. La enviada especial de Euronews a Trípoli, Anelise Borges le ha entrevistado.

- Anelise Borges, Euronews: Acaba de volver de un recorrido por Europa. Se ha visto con diferentes dirigentes de la UE para pedirles el apoyo a su gobierno. ¿Qué le han respondido?

- Fayez al Sarraj: Creo que esta gira con visitas a cuatro capitales europeas ha sido un éxito. Empezando por Italia. Nos hemos visto con los dirigentes de varios paises para clarificar con ellos la verdad sobre lo que pasa actualmente en Trípoli, la verdad sobre el ataque del que somos víctimas.

El asaltante ha dado explicaciones para justificar su acción. Hemos explicado las repercusiones de este ataque terrorista, en la inmigración ilegal, también en el plano humanitario y en los desplazados.

Creo que es algo que ha quedado claro en las reuniones con la alta representante de la Unión en Asuntos Exteriores, la señora Mogherini y con Donald Tusk. Sus declaraciones han sido muy claras: han condenado la ofensiva sobre Trípoli denunciado las acciones de las milicias de Haftar. También han comprendido el impacto que ha tenido sobre la inmigración ilegal.

- A.B, Euronews: ¿Le han prometido apoyo militar?

- F.A.S.: El objetivo de esos encuentros no era obtener armas o material. Actualmente hay un embargo de armamento a Libia y a la Autoridad Nacional Libia. Una cosa en la que hemos insitido en todas las reuniones es que el embargo debe aplicarse a todas las partes.

Y lo que ha pasado es justo todo lo contrario: una de las partes ha sido dotada de armas y todo tipo de equipamiento, día y noche por fronteras marítimas y terrestres. Y para empeorar aún más las cosas se trata de un apoyo dado por países que considerábamos nuestros aliados.

Hacían declaraciones oficiales mientras que sus aviones apuntaban a la capital. El apoyo militar exacerbado que ha recibido la otra parte la aleja de la negociaciones políticas y les da la ilusion de que por medio de un golpe de Estado podrían tomar el poder con este ataque.

- A.B, Euronews: Las potencias extranjeras tienen la costumbre de intervenir en su país. ¿Empeoran la situación de Libia?

- F.A.S.: Es verdad que la injerencia negativa de algunos paises desde 2011 ha hecho que tanto la escena política y como la seguridad sea más complicada y que prolongue las crisis.

Hemos hablado con toda claridad. Esperamos que dejen de intervenir en Libia. deseamos que eso se haga gracias a un apoyo internacional claro, como he dicho, para que podamos volver a una vía política que nos lleve a la estabilidad y seguridad.

- A.B, Euronews: Y en todo esto ¿qué papel juegan los Estados Unidos? El presidente Donald Trump parece haber vuelto a la política estadounidense en Libia después de haber hablado por teléfono con Halifa Haftar. ¿Hasta que punto esta llamada telefónica a Haftar es importante? Ha hablado usted con el presidente estadounidense?

- F.A.S: Esa llamada con Trump no ha existido jamás pero hemos leído la posición de Estados Unidos en las declaraciones del Departamento de Estado. El señor Pompeo ha sido claro llamando a las cosas por su nombre: "Las milicias de Haftar". Creo que lo que pasa ahora a causa de las violaciones de los derechos humanos es evidente para todo el mundo: reclutamiento de niños soldado, falta de respeto a los cadáveres, tomar a los civiles como objetivo. Creo que ahora está claro para todo el mundo, incluidos los Estados Unidos.

- A.B, Euronews: Halifa Haftar dice que el puede acabar con los desórdenes en Libia y que su administración está apoyada por organizaciones en desacuerdo con Occidente. ¿Qué le parece?

- F.A.S.: Estamos hablando de logros desde que la Autoridad Nacional Libia llegó al poder, éramos y aún somos defensores de la paz. Queremos una solución política en Libia, no una solución militar.

Lo vemos claramente, y muchas potencias extranjeras están de acuerdo con nosotros en este punto. ¿Podemos lograr la estabilidad en Libia bombardeando zonas civiles? ¿Atacando ambulancias? ¿Reclutando niños soldados o desplazando a más de cien mil personas? ¿Alguna de estas prácticas nos va a dar estabilidad?

Creo que el camino hacia la estabilidad está claro. Nos hemos comunicado con todas las partes interesadas para llevar a Libia hacia la estabilidad a través de elecciones y permitir que el pueblo libio elija a su líder. Tenemos acuerdos de seguridad y hemos podido frenar a grupos armados.

Con respecto a la producción de petróleo ... cuando el gobierno de unidad nacional de Libia entró en Trípoli, exportábamos 150.000 barriles de petróleo. Hoy estamos cerca de un millón y medio. Estamos orgullosos de esto y demuestra que estamos en el buen camino.

- A.B, Euronews: Mientras hablamos, cientos o incluso miles de hombres están luchando en el frente ¿cuánto tiempo puede seguir esto así? ¿Cuáles son las perspectivas de paz en Libia?

- F.A.S.: Lo que intentó hacer Halifa Haftar fue hacer creer que tenía un ejército organizado, pero ahora está claro que eso no es verdad.

Son grupos criminales, grupos ideológicos, fuera de la ley y matones que reunió. Trató de convencer al resto del mundo de que eran un ejército profesional.

Defendemos nuestra capital, defendemos el sueño de todos los libios de crear un estado democrático. Esta es nuestra prioridad ahora. Al mismo tiempo, argumentamos que la solución no es militar.

Haftar intentó invadir nuestra capital y engañó a algunos diciendo que podía tomar la capital en 48 o 72 horas. Pero ya han pasado más de cincuenta días y las repercusiones de este ataque están comenzando a verse: 100.000 personas han sido desplazadas, otras han muerto y otras han sufrido amputaciones ... Si Haftar asume sus responsabilidades y detiene estas operaciones. Entonces podríamos dedicarnos a seguir con el proceso político, en un contexto aceptable.