Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La memoria de los desaparecidos en el Día D

La memoria de los desaparecidos en el Día D
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La playa de Omaha es uno de los lugares clave del desembarco de Normandía. Unos tres centenares de veteranos de la Segunda Guerra Mundial han acudido con sus familiares al enclave que supuso el fin para el Ejército nazi. Unos 160.000 hombres de 30 nacionalidades diferentes participaron en la batalla que tuvo lugar en el noroeste de Francia y que, junto a la de Stalingrado, en la que vencieron los soviéticos, supuso el final de Hitler.

El recuerdo de los que allí estuvieron presentes resulta imprescindible para los supervivientes, como Ray Lambert. un médico estadounidense en el Día D: "La placa, por supuesto, ahora es muy importante para mí, porque tiene el nombre de mis hombres. Y durante años, cuando venía, no tenía esos nombres para ver en una placa ni nada. Y era como si estuvieran muy, muy lejos, como si los hubiera perdido sin tener ningún reconocimiento de dónde estaban, o de lo que habían hecho."

Normandía también alberga las tumbas de miles de alemanes. También para sus compañeros todavía vivos, fue un día de reflexión. "Cuando tenía 22 años, volví de la cárcel y gracias a Dios había aprendido inglés y empecé a trabajar para la policía fronteriza alemana, la policía que se ve en los aeropuertos. Lo hice durante siete u ocho años. Hay que aprender inglés. Logré etodo eso porque aprendí inglés en la prisión estadounidense", explica Paul Golz, alemán y veterano de la Segunda Guerra Mundial de 94 años.

Durante los últimos dos días, los cielos del sur de Inglaterra y el norte de Francia se han cubierto de los fuegos de los homenajes. El último ha sido un tributo aéreo para una generación de héroes que luchó para poder regresar a casa habiendo finalizado una dolorosa tarea.