EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Ofensiva para cerrar un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur

Ofensiva para cerrar un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur
Derechos de autor 
Por Isabel Marques da SilvaAna Lázaro
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los ministros de Exteriores del bloque lationamericano han viajado hasta Bruselas para tratar de cerrar un acuerdo que se está negociando desde hace casi veinte años. Los ganaderos temen las consecuencias.

PUBLICIDAD

En Bélgica, los pequeños ganaderos temen ser expulsados del mercado si la Unión Europea abre sus puertas a los gigantes de la industria cárnica de Brasil y Argentina.

La carne es precisamente uno de los temas que más dolores de cabeza ha dado a los negociadores. Y para los productores europeos, el hecho de fijar cuotas resulta insuficiente.

"Me gustaría poder funcionar sin subsidios y obtener un precio justo para nuestros productos. Pero si empiezan a llegar carne del Mercosur, donde hay menos contribuciones sociales, menos impuestos y menos tasas ambientales, no podremos competir con ellos", explica el ganadero belga Yves-Marie Desbruyères. "Lo único que cabe esperar es que la gente entienda que si consumen productos locales belgas, contribuyen a preservar nuestro entorno y nuestro ecosistema".

El bloque del Mercosur está integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Y los ministros de Asuntos Exteriores de los cuatro países latinoamericanos han viajado a Bruselas para dar un nuevo impulso a las negociaciones. El objetivo es cerrar el acuerdo, y aunque se ha producido avances, nada está cerrado hasta que todo está cerrado.

En cuanto al bloque comunitario, se han observado dos posiciones. Algunos países como Francia y Polonia han exigido medidas para proteger la agricultura. Mientras que otros como España y Alemania, han pedido que se cierre el acuerdo lo antes posible.

Pero más allá del campo, desde la asociación Unión Europea-Brasil se insiste en la necesidad de cooperar a otros niveles para impulsar nuevas áreas económicas.

"¿Por qué no tenemos una estrategia común sobre inteligencia artificial? Europa acaba de presentar su propia estrategia", se pregunta su director, Luigi Gambardella. "¿Por qué no trabajamos juntos, por qué no creamos un área común para los servicios de almacenamiento en la nube? Me gustaría ver más cooperación en el área de la tecnología. Este tipo de cosas son más importantes que la cantidad de carne de vacuno que se exporta".

Para la industria europea, Mercosur representa un mercado potencial de 270 millones de consumidores donde vender automóviles, maquinaria o productos farmacéuticos.

Y es también la ocasión para hacer frente al proteccionismo estadounidense. "En el acuerdo con Mercosur, hay un capítulo de desarrollo sostenible que sería el más ambicioso de todos los firmados hasta ahora y una defensa clara de los derechos humanos. Se trata de que la UE no sólo exporte bienes y servicios, pero también valores y principios", explica la eurodiputada española Inmaculada Rodríguez-Piñero. "Frente a la ley del más fuerte que quiere imponer Donald Trump, hay una política comercial diferente".

La Unión Europea trata pues de avanzar hacia una globalización con rostro humano. Pero las protestas de los ganaderos amenazan con continuar.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

UE-Mercosur, un acuerdo histórico sellado "con la frente marchita"

Rusia y China escenifican su sintonía de cara a nuevas relaciones comerciales

Cumbre de Mercosur en Argentina en la que se estudiarán las nuevas exigencias verdes de la UE