Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El cacareo de un gallo, a juicio en Francia

El cacareo de un gallo, a juicio en Francia
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

No hay nada más apacible, dicen, que el canto de un gallo para despetarse por la mañana. Excepto si este proceso se repite constantemente durante dos años, y no solo por la mañana sino también a mediodía, por la tarde y por la noche. Eso es lo que denuncia una pareja de jubilados de la isla de Oléron, que asegura no poder vivir con el incesante ruido del gallo Maurice. Su dueña, Corinne, niega la mayor:

"Me reprochan que escuchan el canto del gallo temprano por la mañana, eso es todo", dice la dueña del animal. "Lo único que quieren es no oírlo. Dicen que el gallo cacarea desde las cuatro de la mañana y hasta la noche, sin parar, lo cual no es verdad".

Maurice, todo un héroe para muchos

La batalla del gallo Maurice ha llegado a tal punto que sus contendientes han ido a juicio, cuyo resultado se conocerá el próximo cinco de septiembre. Pero el caso, como el canto del gallo, ha traspasado las paredes de juzgado y se ha convertido en toda una lucha para miles de personas. Hasta el punto que más de 120.000 han firmado en favor de los derechos de Maurice, y hasta la propia alcaldía se ha puesto del lado del ave, destacando el caracter rural de esta zona, donde las campanas repican, los burros rebuznan y los barcos... hacen ruido.

"Hoy es el gallo, mañana será la motocicleta, luego la ropa colgando que me quita las vistas. Esto tiene que parar", dice el alcalde Christophe Sueur.

En otra localidad del suroeste, Gajac, su alcalde ha querido ir más allá y ha pedido al Gobierno francés que todos los ruidos del campo sean considerados "patrimonio cultural inmaterial nacional". Maurice va camino de convertirse en todo un símbolo de la libertad: el gallo de Francia.