Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Angola: la lacra social de los 'niños de la calle'

Angola: la lacra social de los 'niños de la calle'
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos niños angoleños se ven obligados a dormir en la calle. Se despiertan tarde, cuando el bullicio de la capital indica el inicio de un nuevo día. Al igual que en otras grandes ciudades, la noche está llena de peligros, especialmente para los niños que hacen de las calles su hogar.

Las caras desconocidas pueden suponer una amenaza. Aquí, el tráfico humano es una realidad, pero las amenazas también surgen entre camaradas, debido a las rivalidades. Pese a que se enfrentan a la misma situación, estos niños compiten entre sí. El problema surge cuando la policía, en vez de protegerlos, les golpea y les obliga a limpiar sus oficinas.

"Cuando estamos durmiendo, llegan, nos golpean, y nos llevan en la furgoneta de policía a la comisaría. Después nos obligan a limpiar los suelos y los baños..." cuenta uno de los menores.

Euronews contactó con el Comandante General de la Policía Nacional de Angola para tener una reacción.

Mateus Lemos Rodrigues, portavoz de la Policía Nacional de Angola:

"Lo investigaremos. Creemos que de alguna manera podría haber habido algún caso de exceso por parte de alguno de nuestros agentes. Estaría bien que estas acusaciones se formalicen con el fin de abrir una investigación para culpabilizar a estos agentes" explica el policía.

Algunas instituciones de protección de la infancia aseguraron a Euronews que ya han alertado a la policía de los abusos, sin obtener respuesta. Creen que solo trabajando juntos pueden minimizar el problema de los niños de la calle.

Según un reciente estudio, en Luanda habría 465 niños en estas circunstancias, aunque algunos piensan que hay muchos más.

Las reglas de la calle son duras, y además de las quejas por abusos, la policía es consciente de la delincuencia en estos grupos. La violencia y las drogas son parte del entorno. Muchos de estos niños tienen acceso a narcóticos. El más fácil y común es la gasolina, una forma de escapar de la realidad, anestesiar el dolor de heridas, o simplemente seguir la dinámica de grupo.

Durante la guerra civil muchos niños llegaron a Luanda huyendo de la violencia. Ahora, la situación es muy diferente.

Adjaime De Freitas, de la ONG salesiana Don Bosco explica que "las causas principales son las acusaciones de brujería, comunes en Angola. Hay muchos niños en la calle por culpa de este fenómeno. Otro motivo es la pobreza extrema de muchas familias, y en estos momentos la causa más común es la desestructuración familiar."

Pese a todo, hay esperanza. Para algunos niños, las calles ya no son una opción. Ahora se levantan bajo un techo y reciben cuidados. Parte del trabajo de la ONG salesiana Don Bosco consiste en un programa para acoger a cientos de estos niños. La Conferencia Episcopal Italiana, la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo y la Unión Europea son los principales financiadores.

El deporte es una de sus actividades favoritas. Este torneo, el Inter Campus, cuenta con el apoyo del equipo de fútbol Inter de Milán. Participan niños procedentes de los barrios más desfavorecidos de Luanda. En todos los casos, los niños tienen manteniendo sus sueños.