Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La recesión acecha al Reino Unido

La recesión acecha al Reino Unido
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

"La campaña ha terminado y empieza el trabajo". Es lo que ha dicho Boris Johnson, en su primer discurso tras ser elegido líder tory y premier, prometiendo energizar el país.

¿Pero cómo dinamizar una economía que ha caído hasta lo más bajo en el G7 desde la votación del Brexit?

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria del Reino Unido advirtió de que un Brexit no negociado aumentaría el paro por encima del 5%, haría que los precios de la vivienda se derrumbaran en torno a un 10% y, finalmente, que sumiría al Reino Unido en una recesión en la que la economía retrocedería un 2% en 2020. El Instituto Nacional de Investigación Económica y Social dice que la economía podría estar ya en recesión.

Varios grupos empresariales han aconsejado ya al nuevo primer ministro que lleve a cabo una salida de la Unión Europea (UE) ordenada. Y es que como advertía la agencia de calificación Moody's, la victoria de Boris Johnson aumenta el riesgo de un Brexit sin acuerdo.

Johnson está convencido de que la salida de la UE permitirá a su país, por primera vez en 45 años, liderar acuerdos comerciales en todo el mundo, aunque, según los expertos, no será tan sencillo.

"Hay un problema práctico: que no se pueden negociar acuerdos comerciales en un período muy corto de tiempo. Son muy complicados. Es fácil hablar en términos vagos y teóricos sobre un acuerdo comercial con Estados Unidos, pero la experiencia muestra que los acuerdos comerciales con Estados Unidos son muy difíciles de lograr y requerirían muchos compromisos que muchas personas en el Reino Unido encontrarían inaceptables", ha explicado Ian Bond, director de Política Exterior, Centro para la Reforma Europea.

En su última perspectiva económica, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un avance de la economía británica de un 1,3% en 2019. Pero este pronóstico se basa en un Brexit ordenado, seguido de una transición gradual.