This content is not available in your region

El viaje del Alan Kurdi a Lampedusa puede generar una nueva crisis con Salvini

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
El viaje del Alan Kurdi a Lampedusa puede generar una nueva crisis con Salvini

Prevén problemas con las autoridades italianas. Los tripulantes de la embarcación Alan Kurdi, de la ONG alemana Sea-Eye esperan un nuevo enfrentamiento con Matteo Salvini; pretenden llevar a Lampedusa a 40 inmigrantes que rescataron cerca de la costa libia, este miércoles. Salvini no los quiere en territorio italiano y ellos no quieren problemas con el ministro el Interior de Italia.

"No tenemos que pelearnos personalmente con Matteo Salvini. Para nosotros es importante llevar a la gente a un lugar seguro, al que tengan derecho a ir. Así que nos dirigiremos a Lampedusa de todos modos porque es el puerto seguro más cercano. Y luego esperamos más instrucciones de los centros de coordinación de rescate marítimo", señala Carlotta Weibl, portavoz de Sea-Eye.

Así, es previsible un nuevo caso de disputa entre el Gobierno transalpino y la Unión Europea, como el de los inmigrantes que viajaban en el buque Gregoretti y lograron desembarcar tras llegar a un acuerdo para enviarlos a varios países de Europa y a instalaciones gestionadas por obispos italianos.

"Otra ONG y otra prohibición de entrada en aguas italianas, esta vez firmada por el ministro del Interior, Matteo Salvini, y también por los ministros de Defensa y Transportes. Un caso que se parece al del Gregoretti, con una larga espera para saber qué Estados miembros de la UE recibirán a parte de los inmigrantes. Mientras tanto, la tripulación a bordo de Alan Kurdi considera la intención de esperar a que se llegue a un acuerdo y no forzar la prohibición de entrada en aguas italianas impuesta por el ministro del Interior, Salvini", concluye Giorgia Orlandi, corresponsal de Euronews en Roma.