Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Brexit: La Comisión Europea no renegociará el pacto de retirada

Brexit: La Comisión Europea no renegociará el pacto de retirada
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Prosigue la escalada verbal entre Londres y Bruselas por las negociaciones del Brexit. La visita del primer ministro de Estonia al Reino Unido coincide con un nuevo rifirafe entre las partes que ha llevado a la Comisión a insistir en que no desea una salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo, pero no renegociará el pacto de retirada, pese a que Boris Johnson, el primer ministro británico, exige reabrirlo para eliminar la salvaguarda irlandesa.

Poco antes, el número dos del ejecutivo de Johnson criticó a la UE por insinuar que el escenario previsto por Londres era una salida sin acuerdo y por su falta de flexibilidad a la hora de reabrir las negociaciones del Brexit.

Alegaciones a las que ha respondido este martes Annika Breidthardt, portavoz de la Comisión: "La Comisión permanece disponible las próximas semanas si el Reino Unido desea mantener conversaciones y clarificar su posición con más detalle por teléfono o en persona".

Para el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, asegura que el Brexit seguira siendo una piedra en el zapato aunque se materialice una salida sin acuerdo: "El Brexit no es una tormenta pasajera ni un fenómeno meteorológico para el que nos podamos preparar. Es un cambio permanente en las relaciones entre la Unión Europea, incluída Irlanda y el Reino Unido".

La intocable salvaguarda irlandesa

La salvaguarda irlandesa sigue siendo el principal escollo. Boris Johnson, el primer ministro británico, exige eliminar del pacto el dispositivo que busca garantizar que no habrá una frontera "dura" entre las dos Irlandas. Su activación implicaría mantener temporalmente a Irlanda del Norte dentro de la unión aduanera y del mercado único mientras el resto de Reino Unido los abandona.