Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Boris Johnson visita Irlanda del Norte y niega que un Brexit "duro" suponga una frontera física

Boris Johnson visita Irlanda del Norte y niega que un Brexit "duro" suponga una frontera física
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Irlanda del Norte siempre es un destino delicado para un primer ministro británico. Boris Johnson no va a ser una excepción, sobre todo cuando el flamante mandatario conservador rechaza el mecanismo de salvaguarda destinado a evitar una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte después del Brexit. En su visita de este miércoles, la salida fue el primer punto de la agenda: "Espero que Brexit salga un poco a relucir, no lo descarto y creo que lo crucial a destacar es que obviamente le doy una gran importancia a la letra, al espíritu del acuerdo del Viernes Santo de Belfast y vamos a insistir en ello...(CUT)... creemos en la completa imparcialidad y eso es lo que vamos a observar"

El partido unionista de la provincia del Reino Unido, el DUP, que apoya al Gobierno de Johnson en Westminster, comulga con el primer ministro y quiere que se mande un mensaje claro a Dublín y Bruselas.

"Esperamos que nuestro nuevo primer ministro se ocupe de la cuestión, que haga entender a los europeos y, en particular, a los de Dublín, que no pueden disolver el Reino Unido, porque, en esencia, eso es lo que estaba haciendo el mecanismo de contención. Estaba separando a Irlanda del Norte tanto en términos económicos como en términos constitucionales", explicaba Arlene Foster, líder del partido Unionista.

Pero, en la reunión con Sinn Fein, el partido de izquierdas no quiso dejar ninguna duda a Johnson sobre las consecuencias potencialmente catastróficas de una salida sin acuerdo en Irlanda del Norte.

"Hemos dejado muy claro que esto sería catastrófico para la economía irlandesa, para el sustento de los irlandeses, para nuestra sociedad, para nuestra política y para nuestro acuerdo de paz. Le hemos dejado claro que la extensa planificación que nos dice que está llevando a cabo con respecto a un posible choque por el Brexit tiene que incluir la cuestión constitucional y la cuestión de un referéndum sobre la frontera aquí en Irlanda", exigía Mary Lou McDonald, presidenta de Sinn Fein.

La cuestión de la frontera de Irlanda del Norte sigue siendo el mayor obstáculo para un acuerdo del Brexit. La insistencia de la UE en que se mantenga la barrera de contención y la exigencia igualmente firme de Johnson de que se elimine, está haciendo cada vez más probable que todo acabe en una falta de acuerdo.