Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Emiliano Sala estuvo expuesto a altos niveles de monóxido de carbono antes del impacto contra el mar

Emiliano Sala estuvo expuesto a altos niveles de monóxido de carbono antes del impacto contra el mar
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Investigadores británicos del accidente aéreo que se cobró la vida del futbolista argentino Emiliano Sala han descubierto que estuvo expuesto a altos niveles de monóxido de carbono antes de que el aparato se estrellara contra el mar.

"Las pruebas toxicológicas encontraron que el pasajero tenía un alto nivel de saturación de COHb (la combinación de monóxido de carbono y hemoglobina)", explica el comunicado de la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Gobierno de Reino Unido (AAIB, por sus siglas en inglés), publicado este miércoles. "Se considera probable que el piloto también hubiera estado expuesto al monóxido de carbono".

El informe explica que los aviones con motor a pistón producen altas concentraciones de monóxido de carbono que se transporta al sistema de escape. Un mal sellado de la cabina o fugas en los sistemas de ventilación puede proporcionar vías para que penetre en la cabina.

Que el piloto y los pasajeros hubieran inhalado monóxido de carbono tras un escape accidental podría explicar el trágico final. La exposición a este gas tóxico puede dañar el cerebro, el corazón y el sistema nervioso.

El aparato en el que viajaba Emiliano Sala, un Piper Malibú que se trata de una pequeña avioneta de un solo motor, desapareció en el Canal de la Mancha el pasado 21 de enero, pocas horas después de su despegue.

La búsqueda del cuerpo del futbolista se prolongó durante 18 días. Las condiciones meteorológicas eran terribles y aunque fueron mejorando con el paso de los días, el dispositivo se suspendió a los tres días, al no divisar resto alguno del avión ni de los ocupantes y al considerar las posibilidades de supervivencia "extremadamente remotas".

La familia de Sala impulsó una búsqueda privada, mediante micromecenazgo -llegando a alcanzar los 371.000 euros-, que contó con el apoyo de futbolistas de renombre mundial.

El futbolista volaba desde Nantes a Cardiff, donde acababa de firmar por el equipo de la capital galesa.

El equipo galés convirtió a Sala en el fichaje más caro de su historia, le trajo a Cardiff para firmar el contrato y el argentino, tras fotografiarse en las instalaciones de su nuevo club, volvió a Nantes para despedirse de sus ya excompañeros.