Última hora

Afganistán intenta restaurar su pasado

Afganistán intenta restaurar su pasado
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Fueron víctimas de la barbarie integrista. En marzo de 2001, el mundo asistió atónito a la destrucción de uno de los tesoros de la humanidad. Los talibanes echaron abajo en Afganistán los Budas de Bamiyán, con más de 2000 años de historia, al considerarlos contrarios al Islam. También destrozaron el Museo Nacional de Afganistán, que ahora alberga algunos de los restos que quedaron.

"No pudimos hacer nada, echaron a todo el personal del museo, sacaron todos los objetos de las vitrinas y los rompieron en pedazos. Había grupos de 20 a 30 talibanes entrando en cada habitación y destrozando en pedazos todos los objetos", recuerda Sherazuddin Saifi restaurador de museo que estaba allí cuando se produjo el saqueo.

Los trabajadores del museo intentan recomponer las más de 2500 estatuas, griegas, persas y chinas destruidas porque representaban formas humanas, que son contrarias a la religión de Alá, según la doctrina talibán. Los trabajos de restauración pueden durar una década, aunque sus responsables se muestran contentos de, al menos, poder emprenderlos.

Mientras tanto, el grupo extremista y Estados Unidos buscan un acuerdo que ponga fin a la guerra más larga librada por este último país. Los atentados continúan alterando la vida diaria de millones de ciudadanos. Los tesoros de la antigüedad representan una de las muchas heridas que el país debe cerrar para alcanzar la convivencia pacífica.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.