Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Bosques amenazados también en Europa

Bosques amenazados también en Europa
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras gente de todo el mundo se une para proteger la selva amazónica, en medio de Europa los bosques también son objeto de amenazas.

En Hungría, en las montañas Pilis, a solo veinte minutos de Budapest, hay una cantera abandonada hace mucho tiempo, que la naturaleza ya ha hecho suya. El bosque del entorno está protegido, pero este lugar ha sido dejado a su suerte.

"En las montañas Pilis también conocidas como los pulmones de la capital, estas rocas supuestamente sin valor están siendo noticia. Esta caliza se rompe fácilmente, lo que la hace ideal para la construcción de carreteras", comenta nuestro periodista Károly Szilágyi.

Los habitantes de la zona no quieren ver desaparecer su colina ni sus quincemil árboles. Lo dejaron bien claro en una audiencia en el ayuntamiento.

"Suficiente robo, suficiente privatización, suficiente empobrecimiento, deberían dejar al menos la naturaleza para que tener donde ir a llorar", decía este hombre.

Legalmente la cantera puede ser reabierta, los municipios solo tienen competencias sobre los caminos que llevan hasta allí. La alcaldesa de un pueblo cercano alerta de que importantes hábitats y especies raras podrían desaparecer. Asegura que los dueños de la mina no se han acercado a hablar con ellos.

"Ninguno de los propietarios ha contactado con el ayuntamiento", certifica Tamásné Csicsmanczai, alcaldesa de Pilisszántó.

Csicsmanczai pidió a sus vecinos que defendieran su tierra. Y así lo hicieron. Mark McMenemy es uno de ellos.

"Todo esto forma parte del plan conocido como Naturaleza 2000, una zona forestal protegida a nivel nacional, excepto esta sección minera, que no lo es, solo porque es una sección minera. Por el contrario, todos los bosques del entorno están muy protegidos. Por supuesto, si empiezan labores de minería aquí, lo s camiones circularán continuamente por la zona, destruyendo todos estos árboles. Sin mencionar que para empezar con la minería habría que talar unos quincemil árboles".

Euronews ha buscado al inversor, pero sus representantes no quisieron hacer comentarios. Por el momento, los ciudadanos de a pie parecen haber ganado la batalla, quién sabe si la guerra.

Cuando los planes de abrir la mina salieron a la luz, se formó un gran movimiento de resistencia. Poco después, el propietario decidió suspender temporalmente el proceso de apertura", cuenta Károly Szilágyi desde Pilisvörösvár.