Última hora

Sacrificios de niños en el Perú preincaico

Sacrificios de niños en el Perú preincaico
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

En Perú, en esta ladera del Océano Pacífico, se ha revelado un secreto guardado durante miles de años: los restos de cientos de niños sacrificados durante el período preincaico Chimú.

En Pampa La Cruz de Huanchaco, cerca de Trujillo, han descubierto los restos de 227 niños sacrificados en un ritual precolombino.

El sacrificio masivo de niños era un ritual habitual en el Antiguo Perú. A mediados del siglo XV puede que fuera una necesidad para complacer a sus dioses y mitigar los efectos desastrosos del fenómeno climático del Niño.

Gabriel Prieto, arqueólogo de la Universidad Nacional de Trujillo, dirige las excavaciones realizadas en la costa norte de Perú.

Los arqueólogos han encontrado dos enterramientos multitudinarios con las mismas señales: un gran corte en el pecho que fracturó el esternón y las costillas y que habla de la práctica de sacrificios humanos.

Otro elemento hallado fue el cuchillo ceremonial con el que supuestamente fueron ejecutados los niños, una pieza con forma de hongo y revestida de cobre que al moverlo sonaba como un sonajero.

De momento se han encontrado los esqueletos de 364 niños ejecutados en al menos tres episodios distintos, en un lapso de entre 100 y 150 años.

Los científicos han hecho descubrimientos similares de niños sacrificados en México y en lo alto de los glaciares de los Andes, pero nunca tantos.

La cultura Chimú preincaica se desarrolló en la costa norte de Perú tras la caída del imperio huari entre los años 1000 y 1200. Hacia mediados del siglo XV, los chimúes fueron derrotados por los incas.

En los distintos sacrificios, los arqueólogos han repertoriado algunas diferencia. Por ejemplo los niños de uno de los entierros los niños tenían en su mayoría entre 6 y 8 años. Fue el primero descubierto el año pasado y está marcado por las inundaciones en Huanchaquito-Las Llamas, un paraje muy próximo a Chan Chan, la mayor ciudad de barro de América, que fue la gran capital de los chimú.

En cambio, en Pampa La Cruz, muy cerca del balneario de Huanchaco, la playa más famosa de Trujillo, los niños sacrificados tenían edades que oscilan entre 10 y 14 años.

Allí también constataron que algunos de los niños procedían de la elite chimú, pues fueron enterrados con suntuosos telares y conchas spondylus, el molusco de color rojizo procedente de aguas tropicales al que daban un valor incluso superior al oro.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.