Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Europa se prepara para un Brexit sin acuerdo, que no desea

REUTERS/Henry Nicholls
REUTERS/Henry Nicholls
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras en Londres continúa la batalla del Brexit, la Comisión Europea prepara nuevos planes de contingencia para hacer frente a un eventual acuerdo sin salida.

"Si me pregunta si es el escenario más probable, le diría que los es", afirma Mina Andreeva, portavoz del ejecutivo comunitario. "Y esa es precisamente la razón por la que este miércoles lanzamos una última llamada, para que todos estén preparados en caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo".

Entre los países más afectados por una salida abrupta se cuentan Alemania, Dinamarca, Bélgica, los Países Bajos y también España.

En el Parlamento Europeo, muchos eurodiputados se dicen preocupados. "Me aterra ver las consecuencias no sólo para la Unión Europea, sino también para los británicos y los irlandeses", explica Sophie in´´´ t Veld, holandesa del grupo Liberal. "Tan sólo espero que vuelva el sentido común a la política británica, que la gente se responsabilice y se asegure de que el Brexit se produce de manera ordenada o no se produce en absoluto".

A la pregunta de si la Unión Europea debería ofrecer margen de maniobra a Boris Johnson, el eurodiputado belga del grupo de Los Verdes, Philippe Lamberts, responde: "Debemos evitar jugar con el pánico. Lo que está en juego es la integridad de la UE, la integridad del mercado interior. Y si el precio a pagar para mantener esta integridad es soportar un Brexit sin acuerdo, pienso que es un precio que vale la pena pagar".

En cuanto a la posibilidad de conceder una nueva prórroga, hay voces a favor y en contra.

"No podemos conceder una prórroga incondicional. Hay que devolver la voz al pueblo británico y preguntarle lo que quiere. Esa podría ser una razón", dice el eurodiputado socialista alemán Udo Bullman.

La irlandesa Mairead McGuiness, del grupo Popular, piensa por su parte que "si seguimos concediendo prórroga tras prórroga, podemos seguir igual dentro de diez años, respondiendo las mismas preguntas".

Y la incertidumbre también tiene un precio.