Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Cuba recurre a la tracción animal ante la falta de combustible

Cuba recurre a la tracción animal ante la falta de combustible
Derechos de autor
REUTERS/Alexandre Meneghini
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

No es una imagen del pasado. Es el presente en Cuba, donde los caballos y los bueyes vuelven a ser esenciales debido a la crisis de combustible en la isla. Los animales tiran de carretones, como los llaman aquí, en los que van desde obreros, que se dirigen a su trabajo, a niños camino del colegio.

"El transporte con tracción animal, con la situación que tenemos nosotros, con el bloqueo que tiene empantanado el país, resuelve mucho", asegura un hombre.

Los discursos de los dirigentes cubanos se han llenado de elogios hacia la 'tracción animal' como gran solución para el transporte público y la producción agrícola, 'desempolvando' -como dijo el presidente Miguel Díaz-Canel- una de las medidas aplicadas durante la gran crisis de los años 90, el eufemísticamente llamado "Período Especial".

La leña y el carbón han sustituido al gas en muchas cocinas, entre llamamientos a la población para que ahorre energía.

En las oficinas y empresas estatales, universidades y escuelas se han reducido las horas de trabajo para limitar el consumo de electricidad.

La crisis pone a prueba la paciencia de los conductores

Las colas en las gasolineras de La Habana son interminables. Algunos cubanos pasan incluso la noche en sus vehículos para poder repostar. "Todos los cupés están así. A veces están cerrados porque no hay combustible y cuando hay, es lo que pasa con las colas, que son tres, cuatro cuadras de cola", afirma un conductor.

También hay colas para subirse a los autobuses atestados. Llegar al trabajo se ha convertido en una prueba de resistencia.

Prioridad a los servicios críticos y el turismo

El Gobierno cubano dice que está priorizando el poco combustible que le queda para mantener servicios críticos como hospitales y sectores como el turismo, que generan divisas.

Y es que el combustible ha dejado literalmente de llegar. Los envíos de disel desde Venezuela se han interrumpido parcialmente y el bloqueo estadounidense impide llegar a los buques.

El diésel es la principal fuente de producción eléctrica en Cuba, así como el combustible que mueve la maquinaria agrícola, los vehículos industriales y la mayoría de los automóviles particulares. La Habana asegura que la situación es coyuntural, pero los cubanos recuerdan con horror los años 90 marcados por el hambre y la necesidad.