Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Elecciones en Portugal: ¿Camino de repetir la admirada "chapuza" electoral?

Elecciones en Portugal: ¿Camino de repetir la admirada "chapuza" electoral?
Derechos de autor
REUTERS/Rafael Marchante
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras que la Península Ibérica está en plena ebullición electoral, con los portugueses camino de las urnas el próximo domingo y los españoles calentando la campaña que arrancará en noviembre, los socialistas, favoritos para ganar los comicios a ambos lados de la frontera, se miran con miedo y expectativa.

Miedo entre las filas portuguesas socialistas, lideradas por el actual primer ministro António Costa, por que el resultado electoral les lleve al bloqueo político al que está abocado sus homólogos españoles desde hace meses. "Tuvimos cuatro años de estabilidad y España tuvo cuatro elecciones en cuatro años y eso no lo podemos tener en el futuro", repite Costa en los mítines como un mantra.

Expectativa entre los socialistas de Pedro Sánchez de poder emular, si el 10 noviembre no alcanzan la mayoría absoluta, la 'geringonça' o como se conoce popularmente en Portugal a la alianza de izquierda que llevó a gobernar en minoría a Costa sin incorporar a sus socios en el Ejecutivo pero con acuerdos programáticos puntales.

REUTERS/Eva Plevier
Pedro Sánchez y Antonio Costa en una cumbre de líderes de la Unión Europea en Bruselas, Bélgica, el 22 de marzo de 2019.REUTERS/Eva Plevier

"Las principales similitudes serían que Costa y Sánchez son líderes socialistas que encabezan Gobiernos minoritarios, tienen conflictos con sus socios teóricos en la izquierda, y tienen como oposición principal una derecha debilitada", explica a Euronews el periodista español afincado en Lisboa, Aitor Hernández.

Pero, a su juicio, hasta aquí llegan los posibles paralelismos: los socialistas lusos están rodados por cuatro años de Gobierno, mientras que los españoles aún aspiran a ejercer el poder con sus propios presupuestos.

¿El fin de la 'geringonça'?

'Geringonça' significa chapuza en portugués. Acuñado así por la prensa local y los partidos de derecha, ahora nadie se atreve a negar que ha funcionado.

Aunque la convergencia de izquierda parecía imposible, el acuerdo entre los socialistas del PS, el Partido Comunista (PCP) y el Bloque de Izquierda (BE) ha llevado a cuatro años de estabilidad en el país que han arrojado unas cifras macroeconómicas aplaudidas por el FMI como ejemplo de recuperación en Europa.

Portugal ha crecido por encima de la media europea en los últimos años -un 3,5 % en 2017 y un 2,4 % en 2018- y la tasa de desempleo, que rondaba el 12% en las últimas elecciones, ha bajado hasta el 6,3%, mientras que el déficit, que superaba el 7% en 2014, cerró 2018 en apenas el 0,4%.

¿Es real el milagro econónomico portugués? Inês Gregório, del Instituto de Estudos Políticos de la Universidade Católica Portuguesa, cree que se trata de una ilusión. "Es importante tener en mente que Portugal tiene hoy la mayor carga fiscal de su historia – 35,4% del PIB en 2018, con impacto más significativo de los impuestos indirectos. Y por otra parte, también recordar que toda Europa ha atravesado un buen momento en estos años y, en el mismo contexto Europeo, el desempeño de Portugal no ha sido extraordinario (comparado con Irlanda, con países del este, etc)".

"Es verdad también que este Gobierno Socialista ha revertido una serie de medidas de austeridad que le han venido muy bien a las personas en general", explica Inês Gregório, quien enumera el fin de los recortes en salarios, pensiones y subsidios para los funcionarios. Además ha llevado a cabo medidas como aumentar el salario mínimo, descongelar la progresión en las carreras de funcionario y ha devuelto derechos importantes a los profesores y a otros grupos de interés, señala Gregório.

"La gente siente que está mejor, tiene mas dinero al final del mes, el nivel de crédito concedido por los bancos ha vuelto a crecer, así como la compra de vehículos, de casas, entre otros bienes que habían sufrido mucho con la crisis de 2011", indica. "Así que lo veo como muy normal que Costa tenga más votos en resultado de este sentimiento general de mejoría. Si es sostenible o no… creo que no es posible entenderlo todavía".

Las últimas encuestas otorgan a Costa un 38% de la intención de voto. Sin embargo un escándalo de última hora le puede costar su principal aspiración: conseguir una mayoría que le permita divorciarse de sus socios de la 'geringonça'.

El escándalo del robo de armas de Tancos

El robo al arsenal de armas de Tancos, una importante área militar del país, en junio de 2017 ha salpicado al Gobierno de Costa y se ha convertido en el principal tema de la campaña electoral a escasos días de los comicios. El exministro de Defensa José Azeredo Lopes fue acusado el pasado 26 de septiembre de denegación de justicia, prevaricación y favorecimiento personal por su supuesta implicación en el caso.

Valorado en 35.000 euros, el material sustraído, entre el que se encontraban granadas, explosivos y municiones, fue hallado cuatro meses más tarde a menos de 20 kilómetros.

La Fiscalía portuguesa cree que la recuperación de las armas fue un montaje orquestado por varios militares para encubrir a uno de sus excompañeros y que el exministro lo sabía. "Hay aún la sospecha de que el primero ministro y el mismo el presidente de la República lo supieran también, de acuerdo con las palabras del Mayor del Ejército que estuvo en la cárcel durante el verano pero que ahora está en libertad", indica Inês Gregório.

REUTERS/Rafael Marchante
André Silva, líder de los ambientalistas del PAN en su sede en Lisboa, Portugal.REUTERS/Rafael Marchante

Aitor Hernández no cree que este escándalo le vaya a costar el segundo mandato a Costa, pero sí la independencia, ya que está perdiendo en las últimas semanas la mayoría absoluta que le otorgaban los sondeos de principios de septiembre.

"El lío de Tancos hace que muchos electores recuerden las polémicas del último Ejecutivo socialista, el que estuvo presidido por José Sócrates, quien actualmente se encuentra imputado por numerosos delitos de corrupción y blanqueo de capitales", explica el periodista. "Hay electores que leerán sobre el asunto y votarán a otras formaciones para evitar concentrar el poder en manos de un Gobierno manchado por escándalos de ésta índole".

Pero, si al final se ven abocados a pactar, es posible que los socialistas opten por un nuevo socio emergente en las encuestas: el Partido Personas, Animales y Naturaleza (PAN).

Portugal, bastión frente al avance de la ultraderecha

Portugal es uno de los únicos cinco países de la UE sin un partido de extrema derecha en el Parlamento -junto con Reino Unido, Irlanda, Malta y Luxemburgo- y es poco probable que el domingo cambie esta situación. Los dos partidos de ultraderecha, PNR y Chega, están ambos por debajo del 1% en intención de voto.

La extrema derecha puede haber tenido más dificultades para establecerse en Portugal que en otros países europeos debido a su apego a una joven democracia que no llegó hasta 1974, después de cuatro décadas de dictadura fascista.

REUTERS/Rafael Marchante
Los partidarios del Partido Nacional Renovador (PNR) de extrema derecha asisten a un mitin en la plaza Camoes de Lisboa, Portugal.REUTERS/Rafael Marchante

"La gente en Portugal está acostumbrada a una sociedad muy multiétnica, incluso en comparación con España", explica a Reuters el politólogo James Dennison, que investiga los movimientos de extrema derecha en la Península Ibérica. En España, en las pasadas elecciones la ultraderecha de Vox irrumpió por primera vez en el Congreso con 24 escaños.

Aitor Hernández señala que la ausencia de miedo en el electorado luso a que la ultraderecha llegue al poder es otro factor diferenciador de su vecino. "El sentido de Estado de la izquierda portuguesa en la actualidad hace prácticamente imposible la vuelta de los conservadores en estos momentos".