Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Nuevo revés en las negociaciones del Brexit

Nuevo revés en las negociaciones del Brexit
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La probabilidad de un Brexit sin acuerdo parece haber aumentado de forma drástica después de la conversación mantenida este martes entre Boris Johnson y Angela Merkel.

Según Downing Street, la canciller hizo "peticiones inaceptables" al primer ministro británico.

Algo que se ve de forma diametralmente opuesta desde Berlín y también desde el partido laborista británico, que opina que Johnson intenta sabotear las conversaciones deliberadamente.

"En lugar de ajustar la posición y responder a las preguntas de la UE, tumba las conversaciones seis días después de haber presentado las propuestas. La única conclusión es que el Gobierno presentó propuestas que fueron diseñadas para fracasar, y ahora quiere caer en este juego de culpas en lugar de poner el interés del país en primer lugar", decía el laborista Keir Starmer.

Una visión que comparte el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien mandó un mensaje muy directo a Johnson en el que le advertía que lo que estaba "en juego no es un estúpido juego de culpas", sino el futuro de Europa y del Reino Unido y la seguridad y los intereses de la gente.

Sin embargo, al contrario de lo que sugieren los medios británicos, la línea adoptada por Bruselas es que las conversaciones continúan. Mina Andreeva es portavoz de la Comisión Europea:

"Las conversaciones continúan, así que no veo cómo podrían haberse roto si están teniendo lugar hoy mismo. El negociador principal de la Comisión, Michel Barnier, informará mañana al Colegio de Comisarios sobre la situación de las conversaciones con el Reino Unido, que siguen adelante".

El negociador del Reino Unido intentó convencer a Bruselas de que Irlanda del Norte se retirara de la unión aduanera del bloque, algo que la UE no contempla en el acuerdo del Brexit.

Las esperanzas de lograr avances se han visto socavadas por el cierre temporal del parlamento del Reino Unido, donde los opositores de Johnson siguen luchando para evitar un Brexit sin acuerdo.