Última hora

¿Cómo organiza 'Extinction Rebellion' sus operaciones por el clima en Berlín?

¿Cómo organiza 'Extinction Rebellion' sus operaciones por el clima en Berlín?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania es sacudida por uno de los mayores movimientos de protesta de todos los tiempos, que reclama una acción más dura contra el calentamiento global. El Gobierno propuso un costoso paquete climático, pero las protestas continúan.

Desde Colonia, Bochum o Dortmund -desde todo el cinturón industrial alemán-, grupos de activistas climáticos viajan en el tren de alta velocidad 5-5-5 con destino a Berlín. Quieren salvar el mundo. Su miedo es que se avecina el apocalipsis climático.

Tienen un plan: bloquear la capital alemana. Euronews acompañará a uno de los grupos líderes. Es una acción de desobediencia civil planeada secretamente. Nombre en clave: Arca de los Rebeldes.

Durante esta semana de acción climática estaremos con Norman, uno de los responsables de la toma de decisiones de este inagotable grupo ecologista. "El verano pasado, vi cómo la naturaleza estaba muriéndose, por la ola de calor. Entendí que el tiempo se estaba acabando”, destaca este un matemático. Estuvo de profesor de matemáticas, pero decidió tomarse un año de descanso: esta vez se sacrifica totalmente por y para Extinctión Rebellion. “Tenemos que actuar urgentemente. Tenemos que actuar ahora", añade Norman. Para más adelante tiene planes de usar sus habilidades matemáticas en la ingeniería de datos. Es de la ciudad de Bochum, en el oeste de Alemania.

Extinctión Rebellion no es un grupo de extrema izquierda

Sus miembros son del centro de la sociedad alemana: unos del centro-derecha, otros del centro-izquierda. Enfermeras, profesores, artistas, carpinteros, editores o empleados bancarios han entrado en el movimiento. Tobías trabaja como desarrollador de tecnologías de la información. Mientras viajamos con él en el tren no dice estar “profundamente conmocionado y consternado por la forma en que la mayoría de la gente trata al planeta”. “Todavía nos quedan ocho años antes de que sea demasiado tarde para un cambio”, destaca y añade: “Creo que Extinctión Rebellion debería avanzar por este camino, no violento, pero radical. Al menos deberíamos intentar salvar algo..."

En la Estación Central de Berlín Norman y su grupo de protesta son vigilados atentamente por la policía. Euronews tardó tres semanas de negociaciones a través de los servicios de mensajería encriptada para hacer posible esta información. La condición fue: seguir al grupo líder de forma encubierta, día y noche.

"Realizaremos acciones de desobediencia civil, bloquearemos Berlín. Vamos a poner obstáculos para expresar nuestro descontento con la política climática. Acusamos al gobierno de no actuar", destaca Norman antes de llegar al campamento donde han instalado varias tiendas.

Extinction Rebellion se fundó el año pasado en Reino Unido y se extendió rápidamente por todo el mundo. En Alemania hay unos 100 grupos. La semana de protesta de Berlín también cuenta con el apoyo de grupos de países como Polonia y Escandinavia. Nos encontramos en el campamento con Joergen y Ronni que acaban de llegar de Noruega.

"Estamos aquí en Berlín para pronunciarnos, para despertar a la gente y ver que se está contando la verdad y que todo el mundo ve lo crítica que es esta situación climática", apunta Joergen. Mientras que Ronni pide al resto de la población que se “una al movimiento para dejar de usar los carburantes

Anochece en el campamento. Es una de esas noches heladas de otoño por las que Berlín es famosa: sólo dos grados de temperatura. Dormiremos con ropa, así no habrá problema para levantarse temprano. Despertamos a las 2:30 de la madrugada.

Ser parte del círculo interno de Extinctión Rebellion significa ser el primero en recibir la señal de aviso encriptada. Norman, Tino, Eva y Bianca se esconden de las patrullas policiales. La operación "Arca de los Rebeldes" está organizada como una misión encubierta.

Para evitar la intercepción de la policía, la ubicación del objetivo se revela a las unidades de bloqueo de carreteras en el último momento: el lugar es la "Gran Estrella", la enorme rotonda de 5 carriles de Berlín, que une norte, sur, este y oeste.

La rotonda principal Gran Estrella conecta todos los puntos cardinales de Berlín

Las imágenes del vídeo son exclusivas de Euronews. Es el único canal que ha conseguido la autorización para funcionar junto a uno de los principales grupos de acción nocturna. Extinction Rebellion rechazó múltiples peticiones por parte de estaciones de televisión privadas y públicas para cubrir esas horas de la madrugada. Norman está entre los que están dispuestos para ser arrestados.

Los activistas climáticos ralentizan la intervención policial para permitir la llegada de algunos elementos de construcción de madera poco habituales.

La policía intenta bloquear el dispositivo de los manifestantes... Mientras, los activistas intentan bloquear el dispositivo de la policía... El encadenamiento con tubos dificulta mucho que la policía pueda despejar la rotonda. Entre las cadenas humanas que rodean la rotonda, nos encontramos de nuevo con Joergen quien nos dice que esperaban “construir el arca como un símbolo, un barco que está salvando a la especie. Todavía lo estamos intentando, pero no estoy seguro de que tengamos éxito todavía. Estamos encadenados aquí para que sea posible hacer el montaje", destaca.

Según el líder Norman Schuman: "El Gobierno debe declarar urgentemente el estado de emergencia climática. Necesitamos una asamblea ciudadana para tener la más mínima oportunidad enfrentarnos a estas consecuencias incalculables, desencadenadas por la crisis climática".

Activistas y policía cooperan, intercambian puntos de vista y analizan los riesgos. Ambos lados se escuchan mutuamente - y se ponen de acuerdo sobre las líneas rojas que hay que respetar durante la manifestación.

Mientras que los movimientos de protesta como Viernes para el Futuro (Frifdays for Future) protestan con pancartas, Extinctión Rebellion va más allá - optando por acciones directas, incluyendo aquellas que no están protegidas por la ley. Pero hay una línea roja: nada de violencia contra las personas, ni contra las cosas. El movimiento, de rápido crecimiento, tiene como referentes: las estrategias de resistencia pasiva utilizadas por Mahatma Ghandi, Rosa Parks o Nelson Mandela.

Se necesitan dos para bailar un tango. Mientras que los rebeldes del clima aceptan cumplir algunas reglas, la policía de Berlín y el Gobierno de la ciudad deciden no intervenir en otros lugares. Berlín manejó esta semana de protesta climática, sin tocar los aeropuertos y la infraestructura vital, pero tolerando incluso los grandes bloqueos de carreteras a través de la capital.

Parece divertido, pero no lo es. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha advertido de que el mundo tiene menos de 12 años para detener el aumento de la temperatura mundial a temperaturas catastróficas, con un millón de especies actualmente en peligro de extinción.

¿Y los políticos? ¿Ellos escuchan?

Sí, al menos algunos de ellos. Norman, junto con un puñado de otros destacados activistas, ha sido invitado a una reunión estrictamente confidencial dentro del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania. Se trata de un intercambio informal de dos horas que pone al descubierto las fracturas internas del Gobierno de coalición de Alemania, donde las ambiciosas iniciativas a favor del clima están bloqueadas por fuerzas conservadoras, principalmente de Baviera.

Durante esta semana completa de protestas climáticas en Berlín, se han llevado a cabo acciones masivas de bloqueo no sólo en Grosser Stern (la rotonda de la Gran Estrella), sino también en otros lugares, calles o puentes, ya sea durante algunas horas o algunos días, dependiendo de la ubicación, como, por ejemplo: el bloqueo de la plaza de tráfico vial Potsdamer Platz en el centro de Berlín. También, por ejemplo, el bloqueo del Ministerio de Medio Ambiente y varios puentes viales muy importantes en el centro de Berlín, otros ministerios y otros lugares simbólicos como el cuartel general de los conservadores del CDU

Durante las protestas Norman se encuentra con la estrella de las redes sociales alemanas: Volker Quaschning

El profesor de energías renovables que fundó el influyente grupo Científicos por el Futuro. Insiste en que el "paquete climático" del gobierno no satisface las necesidades climáticas.

Quaschning enseña en la Universidad de Ciencias Aplicadas HTW Berlin. Es autor de importantes libros científicos sobre la protección del clima. Tiene un canal propio en youtube, un portal web independiente sobre protección del clima y se mete diariamente en el debate público inyectando sus puntos de vista científicos en Twitter

Hasta 2040, un suministro de energía totalmente renovable es técnica y económicamente viable, dice. "Echa un vistazo a otros países, por ejemplo Suecia, que tienen un impuesto sobre el CO2, actualmente de más de 100 euros por tonelada de CO2. Esto es diez veces el impuesto propuesto por Alemania.... E incluso en Suecia son lentos para cumplir sus objetivos de protección del clima", destaca el famoso científico.

Apuestan por una asamblea ciudadana independiente

Una de las principales demandas de Extinction Rebellion es que el Gobierno cree una asamblea ciudadana. Esta asamblea del clima debería reunir a gente común para hacer recomendaciones sobre cómo responder a la emergencia climática. Al igual que en los jurados populares, los miembros pueden ser seleccionados al azar en todo el país.

El proceso sería diseñado para asegurar que la asamblea reflejara todo el país en términos de características tales como género, edad, etnia, nivel de educación y geografía. Los miembros de la asamblea escucharían información imparcial de los expertos y de los más afectados por la emergencia. Los miembros hablarían abierta y honestamente en pequeños grupos con la ayuda de facilitadores profesionales. Juntos trabajarán para superar sus diferencias y redactar y votar las recomendaciones. La Asamblea Ciudadana estaría dirigida por organizaciones no gubernamentales bajo supervisión independiente. La idea es cortar con la política partidaria y capacitar a los ciudadanos para que realmente trabajen juntos y asuman la responsabilidad en esta emergencia climática y ecológica

La propuesta de la asamblea ciudadana no es un juego de niños - es una práctica probada en Irlanda, Bélgica y Polonia-. La idea es cortar con la política partidista y deshacerse de la abrumadora influencia del lobby de los combustibles fósiles.

Día y noche hasta que consigan sus objetivos

En "la Gran estrella", los manifestantes se preparan para una segunda noche, bloqueando juntos los cinco carriles. Norman dejó su trabajo como profesor de matemáticas y se tomó un descanso. Un año de vida: esa es la contribución de Norman: "El de hoy ha sido un gran éxito. Sigue siendo un gran éxito. Vinimos para quedarnos. Y todavía seguimos aquí. El arca está en pie. Ese era nuestro plan. Y el arca se quedará. Ahora, nos preparamos para la noche, miramos hacia adelante... sin importar lo que venga, resistiremos".

Bailando al borde del hundimiento del planeta... El verdadero desafío de Extinction Rebellion es cómo superar la división política. Izquierda y derecha deben actuar juntas, cuando se trata de la supervivencia de la humanidad y de la Tierra.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.