Última hora

Familias belgas esperan el retorno de sus niños desde Siria

Familias belgas esperan el retorno de sus niños desde Siria
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Sayfoellah, Shahied, Muthanna y Mujahied enviaron un video a su abuela, que vive en Bélgica. Ahora están desaparecidos después de que el campamento en el que estaban alojados en el noreste de Siria fuera evacuado. Fatiha Lakjaa tan solo sabe que "están en el desierto, nueve mujeres y 26 niños, todos de origen europeo".

Dos hijos de Fatiha y un yerno marcharon a Siria en 2013. Un año después, los dos hombres murieron, dejando dos viudas y seis huérfanos, todos ellos nietos de Fatiha. Euronews estuvo con ellos en el campamento de Ein Issa, semanas antes de que la incursión militar de Turquía obligara al desmantelamiento de al menos uno de los centros de detención en el que estaban miles de familiares de miembros del grupo Estado Islámico. "La pérdida de un niño es una cicatriz que nunca se va. Es una cicatriz que se queda profundamente enraizada. No quiero que mi hija, mi nuera y mis nietos mueran en el desierto. No puedo seguir con este dolor", explica Fatiha

Pero ella no está sola. En Europa cientos de familias perdieron a sus hijos, que se sumergieron en un mundo de ideas radicales y actos brutales. Ahora luchan por reunirse con quienes creen que son las mayores víctimas de los horrores que el Islam radical inflingió a Europa, los niños.

"La mayoría de esta gente son, desde mi punto de vista víctimas. Por supuesto, hay un pequeño núcleo de gente peligrosa. Pero si les controlamos con las herramientas jurídicas disponibles, no serán una amenaza. Debemos ser una sociedad fuerte, debemos resolver nuestros problemas", sostiene Sarah, hermana de un arrestado en Siria.

El Gobierno belga ha traído de vuelta a seis niños sin acompañantes de Siria en junio de este año, pero se estima quedan otros 69 en las mismas condiciones. Las agencias del Ejecutivo sostienen que los repatriados están teniendo buenos comportamientos gracias a los mecanismos que se han puesto en marcha para proteger a los menores en riesgo, como detalla Madeleine Guyot, de la Comisión belga para niños: "Los servicios del Estado evalúan la capacidad para educar de los padres, abuelos, tíos y tías que podrían acoger a los niños aquí. Durante la investigación, los niños están con un servicio de psiquiatras especializados en menores durante un mes. Esta estancia en el hospital permite hacer múltiples evaluaciones."

No está claro si Fatiha y otras abuelas en Europa podrán volver a abrazas a sus nietos otra vez. Pero las familias dicen que no se rendirán a pesar de los terribles efectos de lo que parece ser una espera sin final.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.