Última hora

El Quantum, el automóvil eléctrico boliviano tiene que importar sus baterías de litio

Lanzamiento del Quantum, el 14 de septiembre de 2019
Lanzamiento del Quantum, el 14 de septiembre de 2019 -
Derechos de autor
Quantum Motors/ Facebook
Tamaño de texto Aa Aa

Además de la posible implicación de las reservas de litio boliviano en la crisis que vive el país, muchos comentaristas han señalado al vehículo eléctrico hecho en Bolivia Quantum como una prueba del interés exterior en desestabilizar Bolivia. En las redes sociales muchos hacen una conexión entre el "golpe de Estado", el litio boliviano y la presentación del Quantum.

La empresa, sin embargo es una iniciativa totalmente privada sin ninguna relación con el Estado.

El director de Quantum Motors, fabricante del flamante coche eléctrico boliviano, nos atiende por teléfono desde Cochabamba. La ciudad está tranquila, pero paralizada, cercada por los partidarios del expresidente Evo Morales. Carlos Soruco nos agradece haberle contactado antes de publicar "como han hecho otros medios y gente en YouTube".

"El litio puede tener alguna influencia geopolítica. Sin embargo Quantum Motors es una iniciativa netamente privada, un emprendimiento lanzado por jóvenes que hemos apostado por los vehículos eléctricos por el clima y por los problemas de los hidrocarburos", nos dice.

La confusión proviene de la visita que les realizó el expresidente Evo Morales. La imagen sigue dando la vuelta al mundo pero "sólo fue una amable visita, el Estado boliviano no tiene nada que ver con nosotros".

El Quantum está teniendo un éxito inesperado hasta para sus creadores, sin embargo, curiosamente por el momento no tiene baterías de litio sino de plomo de ciclo profundo.

La próxima entrega del vehículo tendrá baterías de litio pero importadas, porque el litio del salar boliviano todavía no se puede explotar de forma industrial.

"Durante la presentación del Quantum lancé ese reto al Estado boliviano. Dije: hemos sido capaces de fabricar el primer automóvil boliviano, ahora a ver si el estado consigue poner en marcha la extracción para equiparlo con baterías de litio boliviano".

Soruco explica que las inmensas reservas de litio de Bolivia fueron uno de los factores que les animaron a lanzar la empresa. Ahora todo está en suspenso con la crisis política. "Necesitamos insumos, pero no se pueden transportar porque el país lleva un mes bloqueado, tenemos pedidos pero no los podemos enviar".

Más que ser ayudados, desde Quantum Motors han tenido que luchar contra la pesada burocracia del Estado boliviano. Por ejemplo a pesar del éxito que han tenido sus vehículos no están autorizados a circular: "el sistema nacional no permite sacar la placa de matrícula, porque hacía falta presentar el documento de importación. A los legisladores no se les ocurrió que algún día habría un auto fabricado en Bolivia". Sin embargo el problema debería resolverse en los próximos días.

Desde Quantum Motors tampoco creen que haya una conspiración de la industria del automóvil contra ellos porque su modelo es de baja velocidad, principalmente destinado a uso urbano y no compiten con los automóviles normales. Sin embargo sí han detectado un "lobby" de los coches a motor de explosión para denigrar las ventajas de los autos eléctricos.

El director de Quantum explica además orgulloso que la mayor parte de la energía eléctrica boliviana es 100% limpia, procedente de la industria hidroeléctrica. El anterior Gobierno afirmaba recientemente tener más oferta que demanda de electricidad lo que le permitiría exporta. "El presidente Evo Morales tenía el proyecto de convertir Bolivia en un núcleo enérgético para la región".

Durante la Cumbre del Clima de la ONU, Morales aseguró al secretario general que Bolivia había decidido no crear más plantas termonucleares.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.